Sexualidad ¿sin? reglas ¿Tríos y swingers en hoteles? 3 sexólogos opinan sobre la polémica

trios-en-hoteles-01.jpg

Los cambios sociales detrás de este proyecto de ley. ¿Hacia una mayor libertad sexual?

Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.

Los 5 alimentos que nunca se deben lavar
Los 5 alimentos que nunca se deben lavar
1
Baby Boomers, Generación X, Millennials y Centennials, ¿a qué generación pertenecés?
Baby Boomers, Generación X, Millennials y Centennials, ¿a qué generación pertenecés?
2
Milanesas sin pan rallado: cuáles son los rebozadores más saludables
Milanesas sin pan rallado: cuáles son los rebozadores más saludables
3
7 formas de limpiar las energías negativas de tu cuerpo
7 formas de limpiar las energías negativas de tu cuerpo
4
Jennifer Aniston se defiende de los argumentos machistas en su contra
Jennifer Aniston se defiende de los argumentos machistas en su contra
5

Comentarios

(11)

Sexualidad
El legislador porteño Sergio Abrevaya (del partido GEN) presentó un proyecto de ley sobre los albergues transitorios. Entre otras modificaciones sobre la actividad, se busca eliminar la restricción de cantidad de personas en las habilitaciones. Tríos, parejas swingers y orgías tendrían un espacio posible en los hoteles alojamientos, una actividad comercial que está sufriendo fuerte el impacto de la crisis.

La polémica surge entre quienes tienen una visión conservadora de la sexualidad, y no admiten variantes al número dos, aquellos que no lo harían pero no lo juzgan y otro amplio espectro, cada vez mayor, abierto a la experimentación. El poliamor, las triejas, sexo grupal o intercambio de parejas son trendig topic del momento, tal vez más del dicho que del hecho (en la práctica todavía hay un trecho).

Tríos, swingers y BDSM: Alessandra Rampolla desarma los tabúes y fantasías sexuales de la monogamia
Mirá también
Tríos, swingers y BDSM: Alessandra Rampolla desarma los tabúes y fantasías sexuales de la monogamia
Según el sexólogo Patricio Gómez Di Leva, «confluyen dos situaciones, una tiene que ver con un tema comercial, los albergues transitorios tienen que actualizarse si quieren sobrevivir; por otro lado, este tema está contaminado por una moralina puritana que juzga los encuentros sexuales no tradicionales. Hace años, por ejemplo, se prohibía a las parejas del mismo sexo acceder a albergues transitorios».

La ley vigente fue promulgada en 1978, durante la dictadura militar. Se reformó en 1997 y desde allí pueden acceder parejas del mismo sexo (y los turnos se hicieron más extensos).

Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.
Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.

Las lesbianas tienen mejor sexo que las hétero
Mirá también
Las lesbianas tienen mejor sexo que las hétero

De a tres o de a más
Los tres sexólogos consultados acuerdan en que los encuentros sexuales entre tres o más personas van en aumento. ¿Qué pasa «de hecho» si una trieja, por ejemplo, busca tomar un «turno»? «En la realidad, a pesar de que la ley no lo contempla, es una práctica que se muchas veces se permite. De la misma manera que se venden medicamentos sin receta, o quien quiere realizarse un aborto y tiene con qué pagarlo, se lo realiza», agrega Di Leva.

Según la sexóloga Sandra Lust, «muchas veces se transgreden las reglas: algún paciente me ha relatado que debió esconderse en el asiento de atrás para no ser visto en los hoteles que tienen ingreso por cochera».

Dime cómo duermes y te diré cómo es tu relación de pareja
Mirá también
Dime cómo duermes y te diré cómo es tu relación de pareja
Los albergues transitorios están diseñados especialmente para la intimidad: parejas con hijos que necesitan tiempo a solas, adolescentes que no tienen vivienda propia, encuentros entre amantes que tienen parejas y todo tipo de relaciones prohibidas encuentran un ámbito ideal allí. Ambientados para dejar volar la imaginación con la fantasía, muchos cuentan con jacuzzi, habitaciones temáticas, iluminación especial, TV, oferta de juguetes sexuales, etc.

«A mi entender siempre es un ámbito más protegido para tener un encuentro sexual que sitios expuestos como pueden ser un auto, un pub, baños públicos, cines porno o, por cierto, departamentos privados para relaciones ocasionales (planificadas vía apps de citas, por ejemplo)», comenta Lust.

En los últimos años, en la Ciudad de Buenos Aires, aparecieron más cantidad de fiestas que habilitan encuentros sexuales in situ (algunas más publicitadas que otras). Funcionan como un espacio de juego, para conocer personas en la misma búsqueda dentro de un entorno que se vuelve familiar -porque es concurrido por el mismo público- y se autoregula -lo que sucede, sucede a la vista de todos, aunque sea en penumbras-.

Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.
Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.

¿Qué es el sexo tántrico?
Mirá también
¿Qué es el sexo tántrico?

A puertas cerradas
Según comentan dos de los sexólogos consultados, el movimiento swinger siempre optó por ir al margen del circuito «oficial» de lo permitido o no. «Los tríos eligen casas particulares, realizan reuniones privadas. Lo cual requiere tomar el riesgo si no se conoce bien a los partenaires. Los swingers son grupos heterogéneos que hacen reuniones privadas en casas y funcionan como grupos cerrados. Está creciendo la ola de swingers en countries o entre parejas con cierto tiempo de relación», confirma Lust.

Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.
Tríos y swingers en hoteles: 3 sexólogos opinan sobre la polémica.

Según el sexólogo Walter Ghedin, «existen diferentes formas de extender el placer sexual, entre las cuales el movimiento swinger se identifica y diferencia del resto por los compromisos que se deben cumplir para pertenecer. Los lugares de encuentro fueron los departamentos privados, o lugares especiales. Si bien existen anécdotas de algún tercero o tercera oculto en el asiento de atrás para ingresar a un albergue transitorio, éstos le dieron la espalda a estas prácticas por la reglamentación vigente que las prohíbe, siendo el Estado el que se arroga el derecho de regular y de prohibir prácticas sexuales que corresponden al ámbito de la privacidad y de las decisiones personales. Los tiempos cambian y así los modos de erótica tanto hétero, homosexual, bisexual y pansexual».

Desde los menáge a tròis precursores del poliamor, hasta las parejas abiertas con permitidos en fiestas, triejas, swingers ocasionales o comprometidos con el estilo de vida, encuentros grupales de una noche a puertas cerradas, parejas que contactan por las redes a un tercero para una sola noche (pero que no se atreverían a confesarlo). Las infinitas variantes de encuentros ocurren más o menos secretamente, fuera o dentro de la ley que hacen los gobiernos y que funcionan más o menos acorde a su época.