Sospecha de pareja y policías

Sospecha-de-pareja-y-policías.jpeg

La mamá de la mujer embarazada que fue baleada ayer por motochorros dijo que su hija está estable tras el hecho y dio a entender que la actitud de la pareja de la víctima y de la Policía es sospechosa.

Dominga Noguera, madre de Wilma Castillo Noguera, una mujer de 30 años y con embarazo gemelar de 13 semanas que fue baleada ayer por motochorros, dijo esta madrugada que su hija no sería sometida a una cirugía y que sus gemelos en gestación estaban bien, informó Víctor Ruiz, periodista de ABC Color.

La madre de Wilma dijo que no se explicaba cómo “desaparecieron” G. 5.800.000 de la cartera de su hija, ya que la Policía recuperó el bolso y entregó solo un teléfono y G. 65.000. La señora señaló que esto le parecía raro, así como el hecho de que la actual pareja de la víctima, Martín Antonio Vera, no fue hasta el Hospital de Trauma, donde se encuentra su hija.

Lea más:  “Motochorros” asaltan y balean a embarazada

“Ella debía encontrarse con Martín cuando fue atacada, ya que iban a hacerse una prueba para saber cómo estaban los gemelos (…) Lo raro es que no haya llamado y ni venido, ya que seguro va a querer saber lo que pasó, porque en todos lo medios de comunicación salió la información. Otra cosa es que uno de los apresados tiene el mismo apellido del novio de mi hija”, dijo Noguera.

Lea más: Embarazada recibió disparos a matar

“El dinero que tenía mi hija era producto de la venta de dos lecheras que sirvieron para el pago de una cuenta en el Crédito Agrícola, que le sirvió para hacer un préstamo más grande que iba a servir para el pago de sus estudios de enfermería”, añadió la señora.

Los dos asaltantes, Marco Benítez Armoa (26) y Roque Javier Vera (43), fueron capturados por agentes de la Comisaría 1ª Central luego de una persecución policial.