Salario mínimo podría subir hasta 5%, según el Ministerio del Trabajo

En junio el Conasam deberá a analizar la inflación acumulada desde la última suba. El viceministro del Trabajo dijo que calculan un ajuste de 4% a un 5%. Unas 430.000 personas perciben el ingreso básico.

Samuel Acosta

@acostasamu
A nivel país aproximadamente unos 430.000 trabajadores perciben el salario mínimo legal (SML), que está fijado en G. 2.041.123 y ese monto rige desde julio del año pasado.

Con la modificación en la ley del Código Laboral los ajustes del salario básico se realizan anualmente; es por ello que el Consejo Nacional de Salarios Mínimos (Conasam) deberá el próximo mes de junio reunirse para verificar la inflación acumulada en el último año.

El viceministro del Trabajo, César Segovia, señaló que, conforme a las proyecciones que tiene el Ministerio del Trabajo, creen que el reajuste estaría variando de 4% y hasta un 5%. «Hay que recordar que con el nuevo modelo de cálculo lo que hacemos es compensar la pérdida del poder adquistivo cada año, no es una suba de salario, sino una compensación», insistió.

Recordó que el último reajuste que se fijó en junio del año pasado, pero que entró a regir desde el mes siguiente, fue de un 3,9%, que significó un incremento de G. 76.616 más.

contexto. Cuando asumió en el año 2013 el Gobierno de Horacio Cartes, el salario mínimo era de G 1.658.232, monto que al año siguiente tuvo su primer incremento ascendiendo en un 10% para alcanzar la suma de G 1.824.055.

En el año 2016 se modificó el mecanismo para fijar el salario mínimo, que anteriormente establecía que el ajuste se daba solo cuando la inflación acumulada alcanzaba un 10% desde el último incremento. «Hubo un consenso para modificar la ley porque la compensación del salario tardaba en promedio más de tres años», recordó.

Con la nueva normativa, a finales del año 2016 se procedió a un incremento de 7,7% en el salario básico, que alcanzó los G 1.964.507.

Desde junio del año pasado se comenzó a implementar de forma práctica la nueva ley, procediéndose a una nueva compensación en el ingreso mínimo para los trabajadores.

Sin comparamos el monto del salario mínimo cuando comenzó la actual administración del Ejecutivo con el ingreso básico vigente, el ajuste fue de unos G. 355.891.

nuevo ajuste. Los datos históricos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Banco Central del Paraguay muestran que desde junio del año pasado hasta febrero de este año la inflación acumulada es de un 3,1%.

Según las estimaciones de los agentes económicos que participan de una encuesta mensual que hace la banca matriz, se espera que este mes la inflación sea de un 0,3% y para abril se ubique en el mismo porcentaje.

Si las expectativas de los analistas locales se cumplen, el nivel inflacionario acumulado estaría ubicándose entorno a un 3,7%.

Segovia resaltó que con el mecanismo de ajuste anual no se ha registrado un espiral inflacionario como vaticinaban algunos referentes del sector empresarial.

«Es muy positivo que se haya cumplido lo que habíamos indicado, de que no habría una estampida de precios con este modelo. La competencia en los precios, en un mercado como el nuestro bastante abierto, impide que suceda una escalada», reflexionó.

El Banco Central del Paraguay el año pasado inclusive disminuyó su meta anual de inflación de un 4,5% a un 4,0% anual. No obstante, en el 2017 el IPC reportó un cierre de 4,5%.

La OIT resalta método de ajuste
En el último informe sobre la situación del salario en América Latina, publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la semana pasada, se resalta como aspecto positivo que Paraguay y México son los países que han mostrado un incremento constante en el salario mínimo real.
El salario nominal es la remuneración que recibe el trabajador, mientras que el salario real mide su poder adquisitivo con respecto al nivel de inflación local.
Como un aspecto negativo, vale recordar que este mismo estudio indica que un 43% de las empresas privadas en Paraguay no cumplen con el pago del salario mínimo a sus trabajadores.
Así nuestro país se ubica segundo en América Latina en incumplimiento del ingreso básico legal y primero si se lo compara con los países de Sudamérica.
El Ministerio del Trabajo cree que, inclusive, el nivel de incumplimiento podría ser de hasta un 55%.