Sacrifican animales sueltos

Las autoridades de Concepción decidieron aplicar una ley por la cual se sacrifica los animales que sean encontrados en las rutas y otros puntos de la vía pública. La municipalidad ya dispuso la muerte de nueve burros y caballos.

El intendente de Concepción, Alejandro Urbieta, explicó que se decidió sacrificar los animales sueltos en la vía pública, considerando que constituyen un peligro para el tránsito vehicular.

La medida se basa en la Ley Nº 1.880, que rige en Paraguay desde hace poco más de 10 años.

De acuerdo a la normativa, está prohibida la permanencia de vacunos, equinos, caprinos, ovinos y porcinos en rutas pavimentadas, franjas de seguridad o espacios de dominio público no destinados al pastaje.

En el artículo 4 se establece que “los animales sueltos que se encuentren en ámbitos de tránsito público en infracción a esta ley, serán decomisados y sacrificados en el acto por la autoridad municipal o la Policía Nacional”.

El jefe comunal aseguró que en la localidad es constante el problema de los caballos y burros sueltos, que -según dijo- incluso se vuelven más peligrosos en época de celo.

Justificó el sacrificio de los nueve animales al señalar que se debe precautelar la seguridad de las personas.

Aseguró que se agotaron las instancias antes de llegar a esta medida extrema.

Según comentó, se advirtió a los propietarios previamente sobre la decisión de aplicar la Ley 1.880, a través de todos los medios de comunicación locales.

Indicó que previamente se buscó vender los animales o ubicarlos en algún predio; sin embargo, no hubo respuestas.

“Se trató de vender, pero no hubo caso. Se buscó un lugar, se agotaron las intancias y lastimosamente tuvimos que llegar al sacrificio”, manifestó, en contacto con Canal 100.

Insistió en que la Comuna no puede hacerse cargo del resguardo de los animales y correr con esos gastos.

Ante las críticas por el acto de parte de los defensores de los animales, recalcó en que existe un marco legal y ratificó que “ya hemos perdido vidas humanas, vidas jóvenes (a causa de los animales sueltos en las rutas)”.
Fuente: ABC