Pavão “no es el demonio”

Laura Casuso, abogada de Jarvis Chimenes Pavão, calificó de injusta la decisión judicial que permitiría la extradición de su cliente. Además, dijo que ahora el Gobierno da la espalda al narcotraficante cuando muchas veces pidió su ayuda como mediador.

Casuso conversó con radio ABC Cardinal este martes sobre el despligue que hubo entre anoche y esta madrugada en la Agrupación Especializada, donde está preso el narcotraficante brasileño, próximo a ser extraditado a su país. La intención de su defensa es que cumpla su condena en nuestro país y no sea extraditado al Brasil, donde también tiene una condena pendiente.

Lea más: Ratifican extradición de Chimenes Pavão al Brasil

La Policía rodeó la Agrupación Especializada por un supuesto plan de fuga de Pavão. “Si él quería fugarse, se hubiera fugado hace muchísimo tiempo. Pero nunca pasó por él querer fugarse”, expresó Casuso este martes.

Para la abogada, el Ejecutivo le tiene una “rabia” a su cliente. Reiteró que ella cuenta con datos comprometedores que podrían poner en riesgo secretos del Gobierno en relación a casos delicados en el país, como por ejemplo el conocimiento de quiénes son los “capos” de la frontera y los operativos en el norte del país en contra de los grupos criminales armados.

Lea más: Cercan sede de la Agrupación Especializada

“Todas las cosas se van a esclarecer para demostrar que el señor Pavão no es el demonio que ellos quieren hacer creer”, dijo Casuso. Además, contó que en varias ocasiones el Ejecutivo pidió ayuda al narcotraficante para que medie en determinados asuntos y hoy le da la espalda.

“Esta es una prueba más para comprobar cómo se manipula la justicia en todo lo relacionado a mi cliente (…) lo de la (supuesta) fuga es un circo montado”, concluyó.

Estas medidas de la Policía en la Agrupación Especializada se dieron después de recibir información de inteligencia del Brasil que hablaría de un supuesto plan de fuga y de que la jueza Gricelda Caballero haya ratificado ayer la aceptación del pedido de extradición al Brasil del poderoso narcotraficante, lo cual se concretará una vez que compurga su condena en nuestro país el 27 de diciembre. El oficio fue enviado a la Interpol.