Niño se llevó la peor parte

El médico forense Félix Colmán informó este jueves que el niño de cinco años que falleció ayer en un ataque de la mafia en Asunción fue el que se llevó la mayor cantidad de disparos y que él, junto con su padre, sufrieron disparos en la cabeza.

“El niño fue el que recibió las heridas más graves, más que su papá. Ambos tuvieron lesiones en la cabeza, en el cráneo”, detalló Colmán en conversación este jueves con radio ABC Cardinal. El hecho ocurrió el miércoles por la tarde en el barrio Madame Lynch de Asunción.

Lea más: Niño muere en ataque de la mafia en Asunción

El forense dijo que hay indicios de que varios de los balazos rebotaron dentro de la camioneta, lo que produjo las lesiones a estas dos personas fallecidas: el pedrojuanino Willian Giménez Bernal, de 28 años, y su hijo Gabriel Giménez González, de solo cinco.

Lea más: Un sugestivo comunicado

“A estas alturas de mi vida, con 10 a 11 años de estar en esto, estoy convencido que son armas de más potencia (con las que se perpetró el atentado). Me da la impresión que fueron armas de calibres mucho mayores”, opinó el Dr. Colmán, que adelantó que los detalles de esto están a cargo de la parte investigativa.