Nadie sabe cómo un herido llegó a un techo

Nadie-sabe-cómo-un-herido-llegó-a-un-techo.jpeg

Un extraño incidente ocurrió cerca de las 4:30 de este miércoles. Un hombre herido y brutalmente golpeado fue encontrado en el techo de un tinglado en el microcentro de Asunción. Nadie se explica cómo llegó allí.

El hecho ocurrió en el tinglado de la ex Cervecería Paraguaya, en General Díaz y Hernandarias, microcentro de Asunción. Un hombre brutalmente golpeado fue encontrado en el techo de lo que alguna vez fue una oficina.

El hombre fue identificado como Carlos Herebia (34), quien dijo que no sabía quién lo golpeó, ocasionándole cortes en el cuero cabelludo y otras lesiones en la cara y el cuerpo, informó Víctor Ruiz, periodista de ABC Color.

Lo extraño es que Herebia tenía una herida de arma blanca en etapa de curación y nadie se pudo explicar cómo pudo trepar al techo de la oficina de más de dos metros de altura.

Una persona identificada como Juan Bogado comentó que Herebia es su secretario en un taller mecánico. Dijo que fue el Pombero —un ser mitológico— el que lo lanzó sobre el techo y lo golpeó.

“Muchos no creen en eso, pero yo sí porque tengo un primo que en el Chaco fue llevado ocho días por el Pombero (…) No hay otra explicación, ya que Carlos no vio quién lo golpeó y dejó en ese estado”, dijo.

Bomberos voluntarios de la Tercera Compañía, luego de varios minutos, bajaron al herido del techo usando una escalera y una camilla. El herido acabó en el Hospital de Trauma.

GRESCA

Damnificados ubicados en 21 Proyectadas y EE.UU. de nuestra capital protagonizaron una violenta pelea esta madrugada, lo que obligó a la intervención de agentes de varias comisarias aledañas.

Mario Paredes señaló que un vecino de 17 años, adicto a las drogas, le pegó a su hijo de 9 años. “Reaccioné y le defendí a mi hijo”, dijo.

“El adolescente tomó una varilla e intentó golpearme y se metió un vecino y fue agredido con el hierro en la cabeza. Después, comenzó a tirar piedras por mi casa hasta que llegaron los policías. En ese momento corrió y se metió a su casa”, señaló.