Mujer furiosa destroza subcomisaría en zona del EPP

Mujer-furiosa.jpeg

ISLA HERMOSA. Una mujer causó destrozos ayer en la subcomisaría de esta comunidad mientras el jefe y un subalterno no estaban en el local, zona de influencia del EPP. Ambos agentes fueron trasladados a Asunción y se les instruyó sumario.

El hecho se registró en la mañana del domingo último en la subcomisaría 28, ubicada en el distrito de Paso Barreto, y dependiente de la dirección de Policía del departamento de Concepción. Lo ocurrido fue filmado por la propia mujer, pareja del suboficial superior Ramón Ignacio Paredes Vázquez. El uniformado era el jefe de dicha subcomisaría y de acuerdo a lo mencionado en la filmación el responsable del puesto policial no estaba en el lugar.

La mujer dice en el video que su pareja se encontraba en la casa de otra mujer. Además, se puede observar una gran cantidad objetos, algunos de los cuales serían del suboficial Paredes Vázquez, y que estaban esparcidos frente a la subcomisaría. Fueron tiradas sillas, colchones, botas, entre otros.

Además en la filmación se muestra que nadie estaba dentro del local policial. En otro momento se escucha a la mujer diciendo que rompería todos los papeles que estaban en el lugar. De hecho, también se puede escuchar el sonido de papeles rasgados.

Los muebles que estaban dentro del establecimiento policial también fueron removidos.

De acuerdo al director de Policía de Concepción, comisario general inspector Marcial López Palma, el suboficial Ramón Ignacio Paredes Vázquez y el suboficial inspector Édgar Daniel Mareco Díaz fueron trasladados a Asunción y además se les instruirá sumario administrativo.

Asimismo señaló que ambos uniformados mencionaron que sí se encontraban en el local policial mientras la mujer filmaba y tiraba las cosas, pero dijeron que estaban en el fondo, por eso no aparecen en la filmación. Paredes dijo a sus superiores que hace tiempo tiene problemas particulares con su pareja.

Al margen de los destrozos recientes se puede observar en el video que el local está derruido y sucio.