MOPC afirma que no puede limitar licitaciones a empresas de Cavialpa

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) sostiene que el objetivo de llamar a una licitación internacional para la construcción de la ruta 8, que une a Caazapá con Yuty, es buscar mejores precios, calidad y ampliar la cantidad de oferentes y rechazó los cuestionamientos manifestados por la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa) en un comunicado.

“Nuestro país necesita de mucha inversión y no podemos estar limitados a 5 o 6 empresas asociadas a Cavialpa, a lo que puedan hacer o dejar de hacer. Necesitamos ampliar enormemente nuestra infraestructura y trabajar en función de lo que el país necesita”, declaró el ministro Ramón Jiménez Gaona en una entrevista con la 780 AM. Añadió que tradicionalmente el Ministerio viene ejecutando menos de USD 200 millones al año, mientras que para el año entrante tienen previsto inyectar unos USD 500 millones y en el 2015 llegarán a los USD 1.000 millones, destacó el ministro Jiménez Gaona.

Añadió que existe un atraso histórico en materia de infraestructura y obras públicas, y el país no puede estar supeditado ni crecer al ritmo de las empresas constructoras. Insistió en que por ese atraso histórico que sufre el Paraguay se requiere de todas las herramientas posibles y para ello se creó la Ley de Alianza Público-Privada (APP) así como la Ley de Concesiones.

Expresó que no entendía la preocupación de los miembros de Cavialpa, salvo que sea por defender un sistema obsoleto que no garantizaba la transparencia.

OBJECIONES. A criterio de Cavialpa, las exigencias financieras y de capacidad para una obra de reconstrucción y rehabilitación de una ruta fueron diseñadas para que no puedan calificar las empresas nacionales y se encuentran dirigidas a las internacionales, quedando las empresas locales a merced de las extranjeras que, coyunturalmente, gracias a este Gobierno, puedan venir al país, sostiene el comunicado del gremio.

En ese sentido, según se observa en el Pliego de Bases y Condiciones (PBC), efectivamente las exigencias financieras son bastante elevadas y difícilmente empresas de mediano porte puedan calificar. En uno de los puntos (ver cuadro), se exige haber tenido una facturación equivalente al 35% de la oferta en cinco de los últimos diez años, con lo cual, en promedio la empresa o consorcio debió haber facturado unos USD 30 millones anuales teniendo en cuenta que el precio estimado de la obra es de USD 90 millones.

fuente:Ultimahora.com