Mario Abdo critica participación de Maduro en cumbre y se desata confrontación

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, reafirmó este sábado su postura contra el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien participa de la Cumbre de Celac que se realiza en México. El presidente de Venezuela tampoco se quedó atrás y respondió al mandatario paraguayo.

Al principio de su intervención, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, se dirigió a su par venezolano Nicolás Maduro y afirmó que su presencia en VI Cumbre de mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños no significa que Paraguay reconozca su gobierno.

«Mi presencia en esta cumbre, en ningún sentido ni circunstancia, representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente», expresó el mandatario.

Inmediatamente, se escucha responder al presidente Maduro, fuera del micrófono, «ni el mío para el tuyo».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue uno de los primeros en llegar a México, en la cita realizada por Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, que pretende impulsar este organismo en detrimento de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Abdo continuó su discurso en el que pidió que tanto la Organización de Estados Americanos como la Celac sean potenciadas para que la región sea fortalecida.
«No podemos permitir que componentes ideológicos contaminen este proceso que con tanto esfuerzo lo venimos construyendo», indica.
Afirmó que ciertamente, siempre hay aspectos que corregir y mejorar, pero que con el aporte de todos se pueden identificar y realizar las reformas que sean necesarias, fomentando en todo momento la paz.
«Esto solamente es posible respetando los valores democráticos y fortaleciendo la institucionalidad. La legitimidad democrática sea no solo por acceder al poder a través de las urnas, sino construyéndola día a día en el ejercicio de poder, honrando día a día en el ejercicio, honrando con nuestro actuar, no inmiscuyendo en los otros poderes, no manipulando la justicia para perseguir a quienes piensen diferente a nosotros», sostuvo.
Agregó que este es su deseo para Paraguay y para toda la región y que para ello «no hay otro camino que no sea la democracia».
En el mismo sentir, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, también mencionó que su participación no es complaciente de los gobiernos autoritarios que encarcelan a opositores y manifestó su preocupación por los países de Cuba, Nicaragua y Venezuela.
Maduro retruca con una invitación para un debate sobre democracia
A su turno, el presidente Nicolás Maduro respondió a Abdo y le pidió que ponga fecha y día para un debate sobre democracia.
«Yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia, en Paraguay, en Venezuela y América Latina y estamos listos para darlo, ponga usted el lugar», dijo enérgicamente.
De la misma forma respondió al presidente uruguayo y afirmó que Venezuela está lista para debatir de democracia, resistencia, libertad, revolución y neoliberalismo, de cara a los pueblos, en vivo y en directo o en privado.