Luego de ocho meses de trabajos de inteligencia, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), llegó hasta uno de los principales campamentos del grupo criminal EPP, donde se incautó una gran cantidad de evidencias que serán claves para las próximas incursiones de los organismos de seguridad.

campamento-Concepcion-EPP-696x392-1.jpeg

El asesor del Comando en Jefe, Héctor Grau, detalló que la incursión se realizó este miércoles en una reserva boscosa muy extensa que se inicia desde el Parque Nacional Cerro Corá y se extiende casi hasta el río Ypané, abarcando unos 90 kilometros lineales, es decir 70.000 hectáreas. Específicamente el enfrentamiento se produjo en una zona de 4.500 hectáreas, límite entre los departamentos de Concepción y Amambay.

“Históricamente este es el campamento más importante que hemos accedido y la mayor cantidad de evidencias. En los próximos días y semanas nos dedicaremos a la extracción forense de una gran cantidad de materiales hallados en el lugar”, aseguró Grau este jueves conferencia de prensa en la capital del primer departamento.

Entre los elementos incautados figuran teléfonos celulares, cámaras fotográficas, filmadoras, notebooks, equipos de comunicación y todos los insumos necesarios para un campamento.

Asimismo relató que los integrantes del EPP huyeron llevando solo sus principales armas, además de referir que habría heridos entre los integrantes del grupo, atendiendo a la gran cantidad de sangre detectada en el campamento.

Respecto a las abatidas, explicó que siguen las tareas para la identificación plena de las dos mujeres, una de ellas sería hija de Magna Meza y de Osvaldo Villalba, principales líderes del EPP, de acuerdo a las fotografías halladas tras inspeccionar el cuerpo de las mismas.

“En uno de los campamentos encontramos objetos personales de Osvaldo Villalba lo que hace presumir que estaba en el lugar y muy cerca de allí encontramos la cédula de Lucio Silva y el bastón que era utilizado por el mismo”, comentó.

En otra parte de la conferencia, remarcó que los materiales detectados ayer serán de suma utilidad para las próximas intervenciones de los organismos de seguridad. Se estima que el EPP tendría en sus filas a un promedio de 22 personas.

“El hecho de que estén utilizando a sus propios hijos, menores de edad como soldados nos dan la pauta de que no tienen éxito en el reclutamiento de gente, por eso salieron de esta zona”, agregó.

Por otro lado, informó que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, está instalado en Concepción, siguiendo muy de cerca el operativo y motivando a todo el personal. “Ya ha llegado una mayor cantidad de contingentes que ya están operando en la zona, las operaciones continúan y ojalá podamos chocar de vuelta con esta gente (EPP)”, expresó.

En esa misma línea, aseguró que van a seguir trabajando hasta dar con todo el grupo y someterlos a la justicia. “El principio de la perseverancia no la vamos a vulnerar”, subrayó finalmente.