Logísticos llevan casi cuatro años de cárcel por culpa de una lata de leche

Logísticos.jpg

Quedó suspendido el juicio oral a los hermanos Gregorio y Víctor Morales, acusados de formar parte del secuestro de Edelio Morínigo. Para la Fiscalía, ambos forman parte de la logística del EPP.

Hace tres años y siete meses que los hermanos Gregorio y Víctor Morales están recluidos en la Cárcel Regional de Concepción. Ambos deberían haber enfrentado juicio oral y público hoy por presunto secuestro, asociación criminal y asociación terrorista, en relación al secuestro del suboficial de policía Edelio Morínigo, -ocurrido el 5 de julio de 2014-, pero fue suspendido por pedido de los fiscales Joel Cazal y Javier Ibarra. Recién en setiembre los hermanos Morales podrán defenderse ante la Justicia, y esto es debido a que parte del tribunal que los juzgará y los fiscales acusadores están ocupados con el juicio a Alcides Oviedo Brítez, que se realiza en la Agrupación Especializada.

Los hermanos fueron detenidos el 27 de enero de 2016, durante allanamientos que se realizaron en la zona de Yaguareté Forest. En la imputación, entre otras cosas, el Ministerio Público sostiene que ambos forman parte de la logística del Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP). Uno de los elementos que incriminan a los Morales, según los fiscales, es una lata de leche en polvo Nido, hallada en un campamento, presumiblemente del EPP. El escrito señala que debido al código de barra del producto, se pudo llegar hasta el lugar en que fue comercializado, el supermercado La Familia, de la localidad de Karapa’i.

Los investigadores afirman que en dicho comercio los dueños confirmaron que el producto fue adquirido por los hermanos, junto a otros víveres.

Otro aspecto señalado por los fiscales es que “fuentes humanas” señalaron haber visto a Gregorio y a Víctor descargando víveres que fueron recogidos por supuestos integrantes del grupo armado. Los intervinientes afirman que los datos proveídos por los testigos fueron corroborados por medio de trabajos técnicos que van a ser presentados en el juicio oral.

defensa. Sinthia Ruiz, abogada de los hermanos, cuestionó el obrar del Ministerio Público y aseguró que están teniendo en prisión a dos personas de manera injusta; alegó que los fiscales no tienen forma de sostener la acusación y por eso están dilatando el juicio. “Estas personas injustamente están recluidas hace 3 años y 7 meses por imputaciones genéricas que es imposible que el Ministerio Público sostenga en el juicio, porque no existen las ‘fuentes humanas’. La ley no establece como medio de prueba a fuentes humanas. Están jugando con la libertad de dos personas”, señaló.

La acusación se basó en una publicación periodística que supuestamente se corroboró con fuentes humanas, desconocidas, agregó Ruiz.

El fiscal Cazal, sin embargo, sostiene que existen pruebas suficientes en contra de los hermanos. “De sobra tenemos confirmado que son de la logística del EPP. Tenemos demasiadas evidencias”, aseveró.

Opinion
“Son capaces y tienen liderazgo”
“Ellos (los fiscales) están diciendo cualquier barbaridad para sacarlos de la población, porque son capaces con mucho liderazgo y compromiso social. Argumentos para condenarlos no van a encontrar. Si quieren condenar, van a sacar de los pelos. (Los hermanos Morales) son gente trabajadora, dirigentes gremiales. Proceden de Santa Rosa, ahí fueron perseguidos, apresados y hasta ahora no pueden encontrar argumentos para condenarlos. Están postergando su libertad. Es probable que sea una persecución”. Pablo Cáceres, sacerdote