Joven denunció rapto y violación en hotel de una asistente fiscal

Una adolescente de 17 años denunció haber sido raptada, sedada y violada durante tres días en el hotel de una asistente fiscal de Curuguaty. El Ministerio Público caratuló el hecho como estafa y duda del supuesto abuso sexual.

La menor dice ser alumna de la Universidad Nacional de Canindeyú (Unican), sin embargo, directivos de esta institución confirmaron que la misma no está inscripta allí.

La víctima relató que tres semanas atrás, cuando se dirigía a la facultad, fue interceptada Liz Cardozo, quien iba a bordo de un vehículo. Posteriormente, la mujer obligó a consumir varias pastillas para sedarla hasta dejarla inconsciente.

Al despertar se encontraba en una de las habitaciones del hotel Bonanza de Curuguaty, propiedad de Otilia Rodas, hija del intendente de esta ciudad, Juan Carlos Rodas. En este lugar se habría cometido el abuso durante tres días.

La joven aseguró haber pedido auxilio a la recepcionista del hotel, Maribel Pera, a quien acusó de haberse negado a ayudarla. Además, declaró que Rodas y Cardozo le amenazaron y le advirtieron que no denuncie nada.

Al respecto, el fiscal de la causa, Jorge David Romero, explicó que es imposible que en un lugar prácticamente público ocurra una violación sin que nadie se dé cuenta.

Además, de acuerdo a los registros del hotel, la adolescente pernoctó en el lugar junto a otro menor de edad, quien podría ser su pareja sentimental.

“Ella cuenta que no sabe quiénes son sus abusadores, solo que una persona le dio unas pastillas y que mantuvo relaciones sexuales con ella”, expresó Romero en contacto con la 780 AM.

A esto se suma, que según testigos, los tres días en que supuestamente permaneció raptada, fue vista yendo a un radio de Curuguaty, donde trabaja en un programa.