Habilitan cocina-comedor en escuelas cercanas a reserva Morombí

ITAKYRY. Cinco colonias fueron beneficiadas con la habilitación de la cocina-comedor que brindará comodidad a cientos de alumnos. La iniciativa de la firma Campos Morombí, del fallecido político Blas N. Riquelme, demandó una inversión de G. 225.000.000.

La escuela-comedor permitirá mejorar la calidad de vida de las familias que se encuentran dentro del área de amortiguamiento de la reserva que abarca los departamentos de Caaguazú, Alto Paraná y Canindeyú, según prometieron los responsables.

Anthony Van Humbeeck, asesor del emprendimiento, precisó que el proyecto se gestó mediante un censo ejecutado en el año 2009 en el área de amortiguamiento de la reserva Morombí con docentes y padres de familia.

“La idea ha sido implementar una infraestructura que permita contribuir al desarrollo nutricional de los alumnos, a más de mejorar el nivel académico de los hijos de los habitantes de las colonias que rodean la reserva”, precisó

Como resultado de la socialización del proyecto se seleccionó a las colonias Piravera (Caaguazú), Yerutí (Canindeyú), Naranjito, Arroyo Hu y Nueva Conquista (Alto Paraná), beneficiando a 73 familias. En escuelas de las cinco colonias se construyó una cocina-comedor de 4×10 metros, que incluye un fogón y provisión de 4 mesas y 8 bancos, una heladera y ventiladores de techo. Asimismo, los beneficiarios recibieron utensillos y enseres que serán utilizados diariamente.

RESPALDO DE COMISIÓN DE PADRES

Según Van Humbeeck, en cada local escolar se conformó una comisión de padres que posibilitó la contrapartida para la inversión de G. 45 millones en construcción y equipamiento, totalizándose G. 225 millones en la implementación de la iniciativa privada. Aclaró que la inversión forma parte de la responsabilidad social de la empresa que se encarga de la preservación de la reserva que forma parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Paraguay (Sinasip).

El directivo aseveró que con el emprendimiento se evidencia que el sector privado, el público y las comunidades organizadas pueden trabajar en coordinación para el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades vecinas a la reserva natural Morombí.

SEGUNDA ETAPA

Para la segunda etapa del proyecto se prevé la implementación de huertas en cada escuela para abastecerse de verduras para la preparación de alimentos y ampliación de áreas de cultivos de rubros de renta en las cinco comunidades. En ese sentido, la educadora Adelaida Apolonia López dijo que los beneficiarios recibieron 2.790 kilos de semillas de maíz y 1.060 kilos de poroto que ya fueron cultivadas.

Mediante decreto Nº 14.910/2001, el Poder Ejecutivo reconoce la reserva natural Morombí como un área relevante para la protección de la diversidad biológica del ya amenazado Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAP). fuente abc