Falta de rubro que mata

La directora del Instituto Nacional de Nefrología, Susana Barreto, denunció graves falencias en la dependencia sanitaria e indicó que, un recorte presupuestario, desembocará en la muerte de pacientes que deben ser sometidos a diálisis.

Barreto indicó a Canal 100 FM que los recortes presupuestarios que se contemplan de cara al 2014 significan “matar pacientes” ya que los rubros son necesarios para diálisis, un proceso que otorga una mejor calidad de vida a los que padecen de problemas renales.

“No es posible que recorten algo que es fundamental para la vida. El paciente no se dializa una semana y el paciente muere. Tenemos que buscar la manera y gerenciar la forma de darme ese dinero. Es inimaginable es dejar de dializar a un paciente”, dijo Barreto.

Dijo que actualmente están dejando de dializar a 50 pacientes que “ya se están muriendo” y que tampoco cuentan con insumos. Expresó que no le pueden decir a un enfermo renal que vaya a otro lugar a dializarse ya que el proceso cuesta unos G. 10 millones al mes y algunos dolientes apenas tienen para comer.

Señaló que habían solucionado parcialmente el problema de diálisis, pagando el proceso de 132 pacientes en centros privados porque “Salud no da abasto”.

“En Asunción, Coronel Oviedo y Ciudad del Este habían 132 pacientes. ¿Cómo voy a decirle, ‘hasta diciembre tenés como dializarte, después, no sé donde te vas a ir’?”, refirió.

Expresó que los del Congreso “están locos” instándoles a cortar sus gratificaciones y viajes para seguir manteniendo vidas.

“El paciente renal tiene dos alternativas, o se trasplanta o entra en diálisis. Para una calidad de vida aceptable necesita dializarse cuatro horas, tres veces por semana. No puedo dializar una vez por semana, el paciente se va a morir en un mes”, indicó.

En Salud se proyecta un recorte presupuestario de US$ 14 millones, analizado y confirmado por la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) del Paraguay, y el Instituto Nacional de Nefrología sería el más afectado.

Fuente: Abc