Excombatiente se une a protesta estudiantil

Un excombatiente del Movimiento 14 de Mayo (M14) llegó hasta el Colegio República Argentina para dar su apoyo, “hasta que le dé el físico”, a los estudiantes que exigen, una mejor educación y la renuncia de la ministra de Educación, Marta Lafuente.

Don Arnaldo Acosta Mitre, de 82 años, es un excombatiente del Movimiento 14 de Mayo, quien desde anoche se encuentra frente al Colegio República Argentina, situado entre las calles Cerro Corá y Constitución. Acosta fue en compañía de sus nietos para dar su apoyo a los estudiantes que exigen la renuncia de la Ministra de Educación.

Acosta manifestó “estoy apoyando física y moralmente” a estos jóvenes que se están desgastando reclamando sus propios derechos. En otro momento sostuvo que los estudiantes están peleando por un cambio “como si estuviesen en plena dictadura, porque están encerrados y no tiene libertad”, informó el periodista Osvaldo Cazenave.

Calificó la lucha que llevan a cabo los adolescentes como “muy justa, porque están luchando por una justa causa. Es justo que peleen por sus derechos”. Esperanzado agregó que “estos estudiantes van a ser sinceros de grande” y consideró que son los mejores opositores del sistema de gobierno actual.

Dijo que permanecerá en el sitio “hasta que me dé el físico” y consideró que estará por bastante tiempo frente a la institución acompañando a los jóvenes “porque los revolucionarios jamás claudicamos”, expresó en un momento Acosta Mitre como recordando su época de lucha en las filas del M14 contra el régimen stronista.

Muy emocionado por todo lo que ocurre, en una oportunidad deseó que los adolescentes sigan su lucha porque se merecen salir victoriosos. Reflexionó que tal vez muchas madres de estos estudiantes, algunos de clase media, estarán trabajando duro para poder pagar la educación de sus hijos.

Por otra parte no se ahorró palabras contra las autoridades del gobierno de turno, sobre el presidente Cartes opinó “para mí le queda grande la banda tricolor que porta en el Palacio de López”. Hizo hincapié en que “así como (Horacio Cartes) firmó el decreto para nombrar a Lafuente como ministra de Educación, debe firmar su decreto para destituirla”.

Con la situación que se vive hoy, el Presidente Cartes está ensuciando el discurso que dio al asumir como representante de los paraguayos, “cuando prometió desterrar la pobreza, brindar una buena educación a los jóvenes y dar una mejor vida al campesino de media, lo que no está cumpliendo”.