Ejecutivo congelará sobresueldos y recortará gratificaciones en el 2015

A raíz de las groseras remuneraciones detectadas en el sector público, el Poder Ejecutivo incluirá en el Presupuesto 2015 el congelamiento de sobresueldos y recorte de gratificaciones y bonificaciones. Así dijo el ministro Humberto Peralta, de la Secretaría de la Función Pública, quien afirmó que para ello vienen trabajando conjuntamente con el Ministerio de Hacienda.

Humberto Peralta, señaló a nuestra hoja que la única forma de poner “orden en la casa”, refiriéndose a las descaradas remuneraciones que se perciben en la administración pública, es “congelando los sobresueldos que históricamente han tenido algunas personas, y congelando los sobresueldos significa también la posibilidad de reducir algunas bonificaciones y gratificaciones”.

Preguntado si eso se piensa aplicar en este Gobierno, respondió que, de hecho, se está discutiendo y se tiene el acompañamiento técnico y político del Ministerio de Hacienda. “De allí la aprobación del Equipo Económico, hace exactamente una semana, el pasado 21 de julio, de la nueva escala y composición salarial. Así se le llama a la matriz salarial que vamos a estar proponiendo en el Presupuesto 2015”, aseguró Peralta.

Agregó, no obstante, que, “no se va solucionar el tema de las inequidades salariales ni de los privilegios solo en un presupuesto”.

“Pero, enhorabuena, hoy he recibido la invitación muy gentil del Presidente del Congreso (Blas Llano) para conversar con la mesa directiva el día de mañana –por hoy– en el Congreso y espero que sea una reunión de la que podamos sacar un avance significativo de lo que quiere la ciudadanía que es que pongamos punto final al carnaval de salarios que tenemos en la administración pública”, sostuvo.

“Derecho adquirido”

Por otro lado, Peralta, como adelantándose a los reclamos que indefectiblemente vendrán del funcionariado público, aseguró que la reducción de las gratificaciones y bonificaciones no son ilegales, ya que estas en absoluto pueden ser considerados “derechos adquiridos”.

“Derecho adquirido es lo inherente al sueldo, el rubro permanente que tiene la persona, pero los adicionales, en absoluto pueden ser un derecho adquirido. Podemos discutir, eso se llama derecho en expectativa, fue un término que utilizó la Corte Suprema de Justicia en Paraguay y hay algo de jurisprudencia internacional con relación a qué es derecho en expectativa”, recalcó el ministro Peralta.

Violación de la ley

El secretario de la Función Pública fue más allá y dijo que hoy día muchos funcionarios que cobran sobresueldos están en situación irregular y violando expresas disposiciones legales. “El párrafo final de la Ley de la Función Pública, Art. 8º referente a cargos de confianza dice lo siguiente: Los funcionarios que hayan sido promovidos a ocupar estos cargos conservan los derechos adquiridos con anterioridad a sus respectivos nombramientos”.

“Esto significa que hoy el ministro de la Función Pública, por supuesto que está en un cargo de confianza del Presidente de la República, pero mañana pierdo esa confianza y yo no me puedo quedar con esa categoría de ministro, tengo que volver a la categoría que tenía anteriormente. Entonces, Humberto Peralta fue 11 años director general antes de ser ministro, entonces deja el cargo de ministro y vuelvo a ser director general”, apuntó.

Acotó que en realidad, hay dos alternativas, una es aceptar volver a ser director general o aplicarse el Art. 9º de la misma ley. “Qué dice el Art. 9º, que cuando se produce la cesantía de un funcionario con estabilidad que estuvo ocupando un cargo de confianza, el afectado podrá optar por volver a la función que tenía con anterioridad, es decir, el presidente debe ir al cargo anterior, o recibir la indemnización prevista para los despidos sin causa”, dijo el ministro.

“Lo que pasó es que no se da la indemnización a la gente y todos se quedan con el rubro de presidentes o directores por la irresponsabilidad política y administrativa de las autoridades de turno que le premian a los funcionarios para no tener problema político. Y para solucionar esto se requiere nuevamente de un coraje político, ya que evidentemente todo esto tiene también un costo político”, enfatizó Humberto Peralta, ministro de la Función Pública. FUENTE ABC