Diputado reprocha a cura

El diputado Walter Harms (ANR) reprochó al cura párroco Aurelio Martínez de Yatytay, Itapúa, quien exigió la renuncia del presidente de la República, Horacio Cartes. “Que deje su camino como religioso y que se dedique a la política”, exigió.

La semana pasada el cura párroco de Itapúa Aurelio Martínez exigió en Pirapey que el presidente Cartes renuncie e instó a los feligreses a declarar una “guerra sin sangre”. Fue durante una manifestación de apoyo a la marcha campesina semanas atrás.

Las declaraciones generaron el enojo de ciertos legisladores. Al respecto, el diputado Walter Harms, en conversación con radio ABC Cardinal pidió al sacerdote que se aparte de su función como religioso y se dedique a la política.

“De una manera belicosa pide la renuncia del presidente de la República. No es la forma de actuar de un sacerdote, no se condice con su tarea. Que deje su camino como religioso y que se dedique a la política. ¿Qué gana obligando al presidente de la República a que renuncie?”, se preguntó Harms.

El legislador dijo que el cura “evidentemente tiene algún tipo de problemas” y afirmó que en esa zona de Itapúa “el Frente Guasú tiene mucha presencia”.

Por su parte, feligreses de capillas dependientes de la parroquia San Juan Bautista, de Yatytay, expresaron su solidaridad con el cura párroco. En declaraciones a medios locales el religioso admitió sus dichos; y ratificó que “si la Iglesia me quiere censurar, estoy firme, porque estoy convencido de lo que dije”.

La jerarquía católica local, representada por el obispo de Encarnación, Francisco Javier Pistilli, emitió un comunicado tomando “prudente” distancia del sacerdote, al señalar que “el mismo actuó por iniciativa privada, sin mandato del obispo”, y que sus declaraciones “no pueden ser interpretados como la opinión de la Iglesia”.