Desafiaron “dictadura” en Ciudad del Este

La llamativa resolución municipal del cese de actividades en Ciudad del Este el pasado viernes desató la polémica en todo el país y fue calificada como una normativa dictatorial. El propietario de un comercio relata cómo desafió a la intendencia.

Manuel Giménez, propietario de una librería en la capital de Alto Paraná, contó a ABC Cardinal que una horda de al menos 20 fiscalizadores de la Comuna local llegaron hasta su establecimiento, alrededor de las 9:00 del viernes. “Entraron con camarógrafos y todo y dijeron que podíamos abrir de vuelta después de las 13:00”.

Si bien la normativa firmada por la controvertida intendenta Sandra McLeod de Zacarías (ANR) advertía de multas a aquellos que trabajasen el 13 de mayo, los fiscalizadores sostuvieron que si volvían a abrir antes del horario marcado serían notificados con una sanción económica.

“La resolución decía que fue un asueto, pero no tenía argumentos su solicitud, porque el asueto era solo para funcionarios municipales y ellos eran los que estaban trabajando”, resaltó el comerciante. Finalmente, mencionó que solo esperaron unos minutos a que se alejaran los fiscalizadores para volver a abrir la librería “y pusimos un cartel que decía que trabajamos pese a la dictadura municipal”.