Denuncian 2.580 focos de incendios en la Región Oriental

incendios-en-la-Region.jpeg

La organización ambientalista Guyra Paraguay denuncia un total de 2.580 focos de incendio registrados, en la actualidad, tan solo en la Región Oriental, principalmente en los departamentos de Alto Paraná, San Pedro y Canindeyú, detectados por el sensor VIIRS de la plataforma FIRMS de la NASA. A través de un comunicado califica de alarmante el nivel de incendios que se alcanzó en todo el país.

Manifiestan que los registros de fuego alcanzaron niveles críticos, en especial en áreas del Bosque Atlántico del Alto Paraná, que abarca los departamentos de Canindeyú, San Pedro, Amambay y Concepción. Lamentan que se detectaron 220 focos de incendios en áreas protegidas públicas.

El caso más visible se registra en los parques nacionales San Luis y Paso Bravo, donde existen grandes extensiones afectadas por el fuego. Igualmente, se registran focos de incendio en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú, en Canindeyú. El área afectada comprende unas 64.000 hectáreas pertenecientes al Bosque Atlántico del Alto Paraná.

Incendio en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú. Foto: mbertoni.org.py
Incendio en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú. Foto: mbertoni.org.py

Cuatro comunidades indígenas Paî Tavyterã fueron afectadas por la ola de incendios, entre ellas Pikykua, comunidad donde estaban levantando un casa ceremonial que fe consumida por completo por el fuego, difunde Grupo SUNU de Acción Intercultural.

También se registran focos de incendios en el Paraná Country Club, donde intervienen Bomberos de Ciudad del Este, Hernandarias y Minga Guazú, además del equipo de seguridad del condominio.

Lamentan la quema de bosques, solamente incendiables bajo condiciones climáticas extremas, para habilitar tierras a campos agropecuarios. Actualmente, se observa el mismo patrón e incluso algunas áreas relacionadas a cultivos ilegales en áreas protegidas y zonas boscosas.

Aclaran que los ecosistemas no adaptados a incendios, como el caso del Bosque Atlántico del Alto Paraná, sufren fuertes impactos a causa de los incendios, a diferencia de la sábana palmar, donde la vegetación se encuentra adaptada al fuego.

La organización pide la aplicación de la Ley 2524 de Deforestación Cero, “de prohibición en la Región Oriental de las actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura de bosques”. Exhortan a trabajar para evitar el cambio de uso de estas áreas afectadas.

Consideran los impactos que generan las grandes extensiones de fuego, que afecta en gran medida a los recursos naturales en todo el país. Piden que las autoridades puedan invertir todo el esfuerzo posible en el control de las actividades que puedan ser de alto riesgo.