Corte Suprema toma juramento a la primera abogada trans en Paraguay

Corte-Suprema.jpg

El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CJS), Alberto Martínez Simón, tomó este lunes el juramento a una joven transexual, que exigió matricularse como abogada tras culminar la carrera de Derecho. En dos ocasiones anteriores le negaron ese derecho.

Se trata de la joven transexual Kimberly Ayala, quien culminó su carrera de Derecho en la Universidad Nacional del Este (UNE). Sin embargo, recién cinco años después, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le tomó el juramento y obtuvo su matriculación.

El presidente del Poder Judicial, Alberto Martínez Simón, mantuvo una reunión con la joven este lunes, al igual que con representantes de organizaciones como Amnistía Internacional y Codehupy.

Al término de la reunión, Martínez Simón indicó a radio Monumental 1080 AM que la máxima instancia judicial iba a tomar el juramento a la profesional.

“Yo tengo el criterio de que el artículo 25 de la Constitución Nacional es demasiado claro y dice que cada persona puede manifestar y crear su propia identidad de la manera que libremente la quiera ejercer y por lo tanto una persona puede venir vestida de mujer si es que lo siente así. No encuentro ningún impedimento legal para negarle el derecho al juramento a una persona que ha concluido con el estudio de la carrera”, expresó el alto funcionario a la emisora radial.

Lea más: Abogada trans exige jurar y matricularse ante el Poder Judicial

El titular de la Corte también había adelantado que se tomaría el juramento a la joven con su identificación documental, donde está identificado como Fernando Ayala, ya que eso no puede variar.

No obstante, agregó que se respetará la manifestación de identidad social que tiene, ya que es una cuestión privativa de la voluntad de la joven.

“Lo importante ahora es determinar todas las variables para luego evitar complicaciones en casos similares”, señaló el presidente. Finalmente, el juramento de Kimberly Ayala se realizó a las 11.00 de este lunes en la sede del Palacio de Justicia de Asunción.

“Podemos ser profesionales y trabajar sin discriminación”

Tras su juramento, Kimberly Ayala expresó su gratitud hacia las personas y organizaciones que la ayudaron a llegar hasta su objetivo y apoyaron su causa.

Asimismo, mencionó que su caso quedará como un precedente para la población trans e incluso como un ejemplo de que todos pueden estudiar, ser profesionales y trabajar sin discriminación.

“Voy a empezar a trabajar y dar voz a las demás personas. Me gustaría ser magistrada. Este fue mi tercer intento para prestar juramento y estoy muy feliz de lograrlo. Esto es un ejemplo de que sí podemos llegar hasta aquí, expresando nuestra personalidad porque la Constitución nos garantiza”, dijo la joven.

Por otra parte, la directora de Amnistía Internacional, Rosalía Vega, manifestó que se hizo justicia tomando el juramento a Kimberly. También consideró que la Corte Suprema emitió un mensaje muy importante a la ciudadanía con la acción.

“Este es un paso histórico para la comunidad LGBT y hoy estamos muy felices de compartirlo”, concluyó.

Desde la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) informaron que la joven no pudo jurar desde hace cinco años atrás a consecuencia de la discriminación por su identidad de género.

Incluso, manifestaron que la misma cumplió con todos los requisitos académicos y de igual forma le negaron la posibilidad con el argumento de que su apariencia no concuerda con el nombre masculino.