¿Cómo no tener deudas?: tips para salir del endeudamiento

El exceso de gastos en disfrute y facilidad de créditos conllevan a endeudamiento del paraguayo. El factor más importante que desata esta situación es la falta de educación financiera, con escasa cultura del ahorro y planificación de gastos. La economista Adriana Bock, experta en finanzas personales, señaló algunos tips para evitar caer en deudas o salir de ellas.

En este sentido, Adriana Bock indicó que el primer factor se refiere al cambio en la forma de ver al dinero, debido a que anteriormente los ingresos personales estaban más relacionados y direccionados a satisfacer necesidades básicas, es decir, los gastos eran “para supervivir”. Sin embargo, hoy en día el dinero o el poder adquisitivo está directamente relacionado con el disfrute, ya sea en bienes materiales como en ocio, el cual a las personas les cuesta poner un límite.

“Cuando vamos en pos del disfrute, tenemos esa dificultad de ponernos límites, y cuando no podemos delimitar estos gastos recurrimos a las deudas, para disfrutar de aquello que no podemos pagar”, expresó.

Asimismo, la economista manifestó que otro de los factores influyentes en el endeudamiento es la facilidad con la que actualmente se accede al crédito.

Bock explicó que hace algunos años, el acceso al crédito significaba algo bastante difícil y no se encontraba al alcance de todos, en cambio hoy en día, existe mucha facilidad de obtener un préstamo y literalmente cualquier persona puede acceder al mismo.

La experta en finanzas aseveró que todos estos factores, sumado al gran condicionamiento existente basado en el gran déficit de educación financiera de los paraguayos, lo que incluye la falta de cultura del ahorro y la ausencia de una planificación de gastos en base a prioridades, hace que las personas se encuentren fácilmente con dificultades para hacer frente a sus compromisos, es decir, contraer una deuda y luego no poder pagarla.

“Toda la facilidad existente, más la falta de educación financiera de los paraguayos, hace que se adquieran compromisos más impulsados por los deseos de disfrute, pero sin analizar detenidamente su capacidad de pago ni tener en cuenta los otros gastos que afectan su presupuesto, o incluso sin medir el riesgo para su economía”, puntualizó.

CÓMO AFRONTAR LA CRISIS

Antes de mostrar la manera de afrontar estos momentos de crisis, la profesional explicó que el hecho de tener una deuda, equivale a sumar un costo adicional al presupuesto de la persona, lo que resta disponibilidad al ingreso.

En primer lugar, Bock comentó que se debe trabajar en un plan de acción para conocer el nivel actual de endeudamiento, y estimar el porcentaje de deudas que se tiene con relación al ingreso.

Como segunda medida, y si es que esas deudas exceden los niveles “saludables”, es decir superan el 32% de los ingresos, la persona debe elaborar un plan de pagos, analizando cómo reorganizar sus gastos y qué ajustes podría realizar para destinar una mayor parte de su ingreso a cubrir las deudas y hacer que éstas se reduzcan progresivamente.

“Se tiene que analizar el presupuesto personal, localizar qué gastos prioritarios se necesitan cubrir o a qué gasto se necesita hacer frente, asimismo enfocar los gastos superfluos o no prioritarios que se puedan eliminar, de forma tal que la disponibilidad de ingreso sea mayor”, dijo.

USO DE TARJETAS

Sobre este aspecto, aseguró que actualmente se encuentran en vigencia cerca de 3.500.000 tarjetas dentro del mercado financiero del país, lo que evidencia el crecimiento exponencial en el uso de este producto, el cual corresponde a una de las vías más rápidas al crédito.

“La tarjeta es la forma de adquirir un crédito más accesible pero es el más caro. Cuando hablamos de sobreendeudamiento o morosidad, evidentemente que las tarjetas juegan un papel muy importante”, enfatizó.

EL AHORRO, LA PRIORIDAD

Como forma de evitar deudas, la economista explicó que lo primordial es colocar al ahorro en primer lugar dentro de la estructura de finanzas personales. “Las personas deben considerar al ahorro como una prioridad, como la primera cuenta que tengo que pagar. Si consideramos el ahorro como lo que sobra después de gastar, difícilmente consigamos instalar el hábito”, manifestó.

La fórmula tradicional del paraguayo se basa en (ingreso menos gastos, es igual a ahorro), pero debe cambiarse a (ingreso menos ahorro, igual a gastos), según englobó la experta.

“Ahorrar no tiene como única función el tener un patrimonio, sino que también tener una reserva para imprevistos, ahorrar para una determinada meta, o para una inversión”, finalizó.

CURSOS

Con el objetivo de facilitar un espacio de aprendizaje teórico-práctico sobre las finanzas personales, el próximo 18 de agosto, SuperArte organiza un curso sobre el tema. Durará 3 meses, 2 horas semanales, en el local de la organización (Francisco Vergara 9001 casi Ruta Acceso Sur, Fernando de la Mora). Más informes al 328 5000 o al correo [email protected]