Atrapan en Brasil al líder del PCC Rumich da Silva

Agentes policiales brasileños detuvieron anoche en un establecimiento de tatuajes de Río de Janeiro a uno de los criminales más buscados en Brasil y Paraguay y que era hasta ese momento el principal líder que estaba en libertad de la banda Primer Comando da Capital (PCC), que tiene ramificación en nuestro país.

Se trata de Elton Leonel Rumich da Silva, alias Galán, de 34 años de edad, nacido en Brasil, quien pasó a ser el máximo jefe de la mafia del narcotráfico en la frontera paraguayo-brasileña, luego de mandar matar a Jorge Rafaat Toumani el 15 de junio del año 2016 y de eliminar a casi todos los principales colaboradores del también capo Jarvis Chimenes Pavão, quien fue recientemente extraditado a la nación vecina.

Además es considerado como el que mandó atacar en octubre del año 2017 en Asunción a un allegado a Chimenes Pavão, de nombre William Giménez, oriundo de Pedro Juan Caballero. En el atentado murió el hijo de cinco años del citado, quien al ver eso se autoeliminó, según testimonió un sobreviviente.

Los que realizaron el operativo que culminó anoche con la detención de Rumich da Silva son agentes de la Policía Civil Especializada en Armas, Municiones y Explosivos. El delincuente fue sorprendido por los policías cuando se mandaba hacer un tatuaje en un estudio situado en Ipanema, zona sur de Río de Janeiro.

El hombre, al ser encarado, presentó un documento falso a los intervinientes, pero estos ya tenían información sobre su verdadera identidad ya que habían intercambiado datos con el departamento de Inteligencia de la Policía Civil de São Paulo.

Según la policía brasileña, el mencionado capo ordenó el asesinato de Rafaat Toumani con el objetivo de que ello permita la expansión del Primer Comando da Capital en la región fronteriza. También tenía nexos con otra banda mafiosa, Comando Vermelho.

Rumich da Silva utilizaba diversos nombres para evadir a los policías, como Ronald Rodrigo Benítez, Oliver Giovanni da Silva, Elton da Silva Leonel, entre otros.

El capo fue blanco de un atentado el 24 de julio del año pasado en Pedro Juan Caballero, ocasión en que él habría sido herido de dos balazos pero se salvó, no así cuatro brasileños.

Rumich da Silva era afanosamente buscado por las policías brasileña y paraguaya. Antes estaba preso en el país vecino, pero escapó.