Agua da vida a pesebre de 200 piezas y atrae a miles de turistas en Luque

Hace más de 60 años que se realiza la representación del nacimiento del Niño Dios, cuyas imágenes se mueven. Es una tradición que une a la familia y amigos. En Itauguá también se hace un pesebre gigante.

Carlos Elbo Morales

La llegada de diciembre se sintetiza en el aroma del melón y la flor de coco, el calor, la sandía y la expectativa por fin de año. En el barrio Bella Vista de Luque, esta época adelanta también la aparición del pesebre hidráulico de la familia Sabaté, un atractivo cuya fama ha traspasado fronteras.
Frente a la representación del nacimiento del Niño Dios, Esteban Sabaté, hijo del creador del pesebre, recuerda sus días de niño y el momento en que tenían que armar el pesebre.

«Todos esperaban estas fechas. Tenía un grupo de por lo menos 15 amigos que me preguntaban cuándo teníamos que armar el pesebre. Ellos venían a ver y también nos ayudaban», rememora Esteban, contando que al menos unas 20.000 personas visitan este lugar cada año.

En detalle. El actual encargado de este atractivo recuerda como su padre fue ingeniándose, desde que inició esta labor en 1953, para lograr los mecanismos que ayuden a mover las figuras. Cada año se suma una nueva, llegando a más de 200 actualmente.

En esta tarea lo acompañan sus cuatro hijos, quienes desde finales de noviembre se suman a la actividad familiar. La Biblia se hace imagen y movimiento en esta representación. Se suman personajes autóctonos y símbolos tan tradicionales como la calesita. Una fuente que sostiene una pelotita que sube y baja gracias a la fuerza del chorro encandila al visitante.

«Para nosotros esto es un orgullo y compromiso familiar. Diciembre representa una motivación para nosotros. Sabemos que tenemos que cumplir con esta tradición que mucha gente viene a ver», dice Arturo, uno de los hijos del heredero.

El atractivo está ubicado en Yrendague c/ Benigno González, de Luque. Desde la parada de la Línea 30, cerca de la ex estación del tren. De ahí se sigue derecho tres cuadras y luego se dobla a la derecha hasta donde termina la calle Yrendague. El horario de visita hoy es desde las 10.00 hasta las 23.00. Posteriormente, hasta el 30 será desde las 18.00 hasta las 23.00.

Por otra parte, la familia Sánchez de Itauguá, invita a visitar su pesebre gigante, ubicado en la ruta Marcial Samaniego, que lleva a Itá.