Supremo de Brasil, firme ante amenazas de Jair Bolsonaro

Supremo-de-Brasil.jpg

La Corte Suprema de Brasil subió el miércoles el tono frente a Jair Bolsonaro y afirmó que “despreciar” sus decisiones representa “un atentado a la democracia” y un “crimen de responsabilidad” a ser analizado por el Congreso, en respuesta a las amenazas del mandatario.

“Si el desprecio de las decisiones ocurre por iniciativa del jefe de cualquiera de los poderes, esa actitud, además de representar un atentado a la democracia, configura un crimen de responsabilidad, a ser analizado por el Congreso Nacional”, declaró el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Luiz Fux.

Fux no se refirió explícitamente a una eventual apertura de un proceso de impeachment contra el mandatario, cosa que debería ser autorizada por el presidente de la Cámara de los Diputados, Arthur Lira.

PACIFICACIÓN. Minutos antes, Lira emitió un mensaje en el que defendió una “pacificación” entre los poderes y no mencionó la posibilidad de abrir un juicio político.

“Nuestra Constitución nunca será rasgada”, dijo. “El único compromiso inaplazable e incuestionable que tenemos en nuestro calendario está fijado para el 3 de octubre de 2022”, añadió, en referencia a las presidenciales.

Bolsonaro anunció el martes, durante una multitudinaria marcha de sus seguidores en San Pablo, que rechazará las decisiones del juez del STF Alexandre de Moraes, quien abrió contra el mandatario una investigación por difundir noticias falsas.

“Este Supremo Tribunal Federal nunca aceptará amenazas a su independencia ni intimidaciones al ejercicio regular de sus funciones. Nadie cerrará esta Corte. Nos mantendremos en pie, con sudor y perseverancia”, agregó Fux.

Después del magistrado, el procurador general de la república, Augusto Aras, destacó las manifestaciones como un “ejemplo de una sociedad plural y abierta”. Pero rechazó los ataques al orden constitucional.

Algunos cientos de bolsonaristas permanecían el miércoles en Brasilia y, reunidos en la explanada de los Ministerios, amenazaban con derribar un bloqueo policial en la avenida que conduce al tribunal.

Luego del feriado nacional del día martes, los mercados también reflejaron las tensiones: El dólar subía alrededor del 3% y el índice Ibovespa caía 3,75% en horas de la tarde. AFP