Los cinco impuestos más extraños del mundo

La revista de negocios Forbes ha seleccionado los impuestos, que al parecer, son los más raros del mundo, entre ellos se encuentra un impuesto por utilizar el inodoro.

Los impuestos más extraños que publica la versión española de Forbes son los siguientes:

1. Impuesto por grasas saturadas. El gobierno de Dinamarca anunció esta medida en octubre de 2011 como lucha contra los problemas de salud creados por este tipo de grasas. El aceite y la mantequilla sufrieron un impuesto de unos US$ 2,6.

2. Impuesto a brujas y adivinos. En la capital de Rumania se determinó que las personas que se dedicaran a este oficio debían pagar un impuesto del 16%, además de tener que contribuir a la sanidad y la jubilación para poder realizarlos. Supuestamente después de imponer esta medida en 2011, algunos de los que habían apoyado esta norma se dice que podrían haber recibido maldiciones de brujas y adivinos.

3. Impuesto por las ventanas. En el siglo XVII, durante el reinado de Guillermo III de Inglaterra, se impuso que los propietarios de casas que tuvieran más de 6 ventanas debían pagar un impuesto. Muchos prefirieron tapar los espacios por los que entraba luz que pagar el dinero.

4. Impuesto por tatuajes y piercings. Desde 2002, los locales que hacen piercings y tatuajes en Arkansas deben incluir en el precio un impuesto del 6% por realizar la actividad a sus clientes.

5. Impuesto por tirar de la cadena del inodoro. En Maryland, desde 2005 los ciudadanos pagarían un impuesto por tirar de la cadena del inodoro. Hubo muchas quejas porque al tratarse de una necesidad fisiológica, se consideró que esta medida era injusta.

Fuente: La Nacion