En un acto de fe, cruzan a pie los Andes

Unos 120 jóvenes de ocho países países cruzaron a pie la cordillera de Los Andes, límite natural entre Argentina y Chile, en una extenuante caminata de 17 días, movidos por la fe cristiana.

BUENOS AIRES, Argentina. Representantes de Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, México, España, Alemania y Portugal, que pertenecen al movimiento católico de Schoenstatt, lograron la proeza que se completó el último lunes, tras iniciarse el 20 de enero.

La caminata se llama Cruzada de María y este año se concretó la séptima edición de una travesía que consiste en caminar 400 kilómetros y atravesar la Cordillera de los Andes, desde los santuarios de Mendoza (Argentina) hasta el de Bellavista (Santiago de Chile).

La aventura ya es una tradición, pues se realiza desde 1999. El lunes pasado cumplieron la meta.

Cada día la caminata comenzaba a las 6 de la mañana y, por jornada, caminaban alrededor de 6 horas por lo que alcanzaban distancias de entre 26 y 34 kilómetros, contaron los participantes, según lo reprodujo hoy el diario argentino La Nación. Silencio, rezos y conversaciones amenas dominaban cada día de extenuante caminata. En la noche, dormían en destacamentos del ejército, gendarmería, espacios de campamentos o, incluso, en lugares a la intemperie.

Un punta especialmente emotivo fue alcanzar el lugar donde está emplazado el Cristo Redentor que, al estar a 3.850 metros sobre el nivel del mar, fue el punto más alto del recurrido.

Fue un andar entre las creencias, la superación personal y la fusión cultural en el cruce de la cordillera, indicó el referido diario.