El mundo despide a Nelson Mandela en una multitudinaria ceremonia

El Premio Nóbel de Paz, Desmond Tutu ya se encuentra en el estadio Soccer City. También el presidente de México, Enrique Peña Nieto, está en las tribunas del escenario. La lluvia continúa cayendo, pero eso no ha influido en el ánimo de las personas que quieren darle un adiós cálido al «hijo más grande» de Sudáfrica.
Nelson Mandela, el líder que inspiró al mundo
El primer presidente negro de Sudáfrica murió este jueves a los 95 años. Recordamos al hombre símbolo de libertad y justicia para millones

El servicio conmemorativo es una de las mayores reuniones de dignatarios internacionales que se han realizado en años recientes. Mucha gente ha estado parada bajo la lluvia esperando durante varias horas para poder entrar al estadio. La corresponsal de la BBC en Sudáfrica Pumza Fihlani informa que la multitud está cantando y bailando y el ambiente del estadio es como el de un mitin político.

El servicio fúnebre para Nelson Mandela se lleva a cabo en el estadio de Soweto donde se realizó la final del Mundial de fútbol en 2010 y se espera que dure cuatro horas. Más de 90.000 dolientes escucharán tributos para el hombre que se ha convertido en un símbolo universal del perdón. Entre los que harán discursos están cuatro de sus nietos, el secretario general de Naciones Unidas y el presidente de la comisión de la Unión Africana. También se espera que hablen seis presidentes, incluidos Barack Obama y Raúl Castro de Cuba. El disurso principal será el del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, antes del sermón del arzobispo Ivan Abrahams.

Cuando la viuda de Nelson Mandela, Graca Machel, llegó al estadio, su entrada fue transmitida en la pantalla gigante y recibida con una enorme aclamación. La señora Machel apareció muy emocionada.

Una de las asistentes al servicio conmemorativo, Shaida Rowe, de Johanesburgo, le dijo a la BBC: «La base de la vida de Mandela fue la humanidad. Por eso estoy aquí hoy y por eso el mundo está celebrándolo. Gracias a él, se me reconoce como a un ser humano».