Don Barriga entre lágrimas: “Vivirán por siempre en mi corazón sin pagar la renta”

El actor mexicano Édgar Vivar reveló que hasta hoy no superó el bullying que sufrió desde niño, a tal punto que pensó en suicidarse. Al terminar su conferencia se quebró y en medio de lágrimas dijo que todos vivirán por siempre su corazón sin pagar la renta.

Ante cerca de 2.000 jóvenes que colmaron el polideportivo del Centro Cultural Unace, el integrante de la vecindad del Chavo, “Sr. Barriga” , ofreció una conferencia en la que abordó el bullying como tema principal, partiendo de su propia experiencia durante la infancia.

Édgar Vivar confesó que desde que iba a la escuela le tocó soportar el bullying, a pesar de que en aquella época esta problema no estaba tan de moda como ahora, o al menos no se lo conocía con esta denominación.

Allí tenía un compañero que se burlaba de él por su aspecto físico, algo que le afectó demasiado a tal punto que la palabra “gordo” se convirtió en un estigma en su historia.

“Llegó un momento en que no quería ir a la escuela, ni decir nada en casa, mi autoestima estaba por los suelos, tan baja, que creí que no merecía la pena molestar a mis padres con eso”, contó el actor mexicano.

Este calificativo que consideraba tan ofensivo caló profundo en su corazón y estuvo a punto de tomar una decisión drástica para terminar con el problema. “En un momento tuve la idea de suicidarme, tenía miedo de llegar a la escuela y que me estuvieran empujando”, reconoció.

Por fortuna nunca llegó a ese extremo gracias a su abuela, quien notó que algo le sucedía y fue hasta la escuela para conversar con la maestra y resolver el conflicto.

Vivar recordó que luego de un tiempo, el compañero que tanto lo molestaba pronunció la palabra mágica y le pidió perdón y quedaron como si nada hubiera pasado.

Como si se tratase de una lección de vida, varios años más tarde, Édgar Vivar encontró a este mismo chico que le había hecho la vida imposible en la escuela y notó algo llamativo en él.

“En un restaurante me presentó a sus hijos, yo lo reconocí muy bien , curiosamente uno de sus hijos era gordito, en su mirada noté cómo la vida le había enseñado me imagino que en carne propia que todas las acciones anclaron en el universo”, enfatizó.

El recordado “Ñoño” mencionó que el bullying es una enfermedad social que aísla a la gente e invitó a quienes estén sufriendo de este flagelo, a contarlo a algún adulto para no lidiar solos con esta situación.

Sobre el final, Vivar se quebró con el aplauso y los agradecimientos de los jóvenes y dejó caer varias lágrimas. “Todos ustedes vivirán por siempre en mi corazón, pero sin pagar la renta”, concluyó.