Dilma destituye a su canciller tras fuga de senador boliviano

La presidenta brasileña relevó de su cargo a Antonio Patriota a quien responsabilizó de la polémica huida del senador boliviano Roger Pinto hacia Brasilia, lo que generó un roce diplomático entre Itamaraty y La Paz.

El ministro Antonio Patriota dejó el gobierno luego de la reunió con Dilma Rousseff esta lunes. El Palacio de Planalto, sede del Poder Ejecutivo, anunció por su parte que el nuevo canciller brasileño sería el hasta hoy embajador brasileño ante la ONU, Luiz Alberto Figueiredo.

Patriota, en tanto, pasará a ser el nuevo representante de Brasil ante las Naciones Unidas.

De esta manera, la crisis diplomática derivada por el episodio de la huida de Pinto hacia la capital brasileña, tras haber estado bajo asilo en la legación de Brasil en La Paz, provocó su primera víctima política.

Pinto se encontraba hace más de un año en la embajada brasileña en la capital boliviana, pero fue llevado a Brasilia sin la autorización del gobierno de Evo Morales, lo que provocó una fuerte reacción de La Paz.