Dilma buscará “seducir” a Cartes para volver al Mercosur

Convencer a Horacio Cartes para que vuelva al Mercosur, será la tarea de la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, durante la primera reunión bilateral que mantendrán ambos mandatarios esta semana. El principal argumento es que nuestro país «no fue afectado económicamente» durante esta suspensión.

?En su primera conversación con Cartes, Dilma reforzará la idea de que a pesar de la suspensión, nuestro país no sufrió perjuicios económicos. La mandataria brasileña asistirá al acto de toma de posesión de Cartes el proximo 15 de agosto.

La expectativa de la diplomacia brasilera es que una vez que asuma el nuevo presidente, deje de lado la «relación beligerante» adoptada por Federico Franco, quien asumió la presidencia de Paraguay luego de la destitución de Fernando Lugo.

Será necesario cambiar de postura de los asesores de Cartes en sus conversaciones con Itamaraty. Para Brasil, a pesar de las aproximaciones de Paraguay con la Alianza del Pacífico, el peso economico del Mercosur es más importantes que las disputas políticas, señala la prensa brasileña.

El Paraguay es el principal beneficiario de los Fondos de Covergencia de Infraestructura del Mercosur (Focem), con proyectos que pasan los US$ 600 millones. Según el Centro de Análisis de Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), el PIB de Paraguay depende en un 30% de su relación con el Mercosur, especialmente con Brasil, según los datos publicados el portal digital Estadâo de Brasil.

Dilma intentará convencer al nuevo presidente de Paraguay de que el Mercosur está abierto, tanto el bloque de Unasur, que confirmó que la sanción a Paraguay queda levantada desde el 15 de agosto.

A pesar de la agenda hecha de buenas intenciones, el clima en Asunción no será de los mejores para los representantes del Mercosur. Las relaciones con Brasil y Argentina siempre fueron tensas, mucho más después de la suspensión de nuestro país del bloque.

Cristina Fernández fue la del discurso más duro tras la destitución de Lugo, por su lado, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, cuya relación con Paraguay nunca fue buena, prefirió no ir a la asunción.

A pesar todo, el Paraguay esperará unas 80 delegaciones extranjeras para la Asunción de Cartes. Confirmaron sus presencias en el acto, Dilma Rousseff, José Mujica, Cristina Fernández, Sebastián Piñera de Chile, Ma Ying-jeou, presidente de Taiwán y el Príncipe de Borbon, España, entre otros.