Venta en frontera cae 50%, según los comerciantes

Venta-en-frontera.jpg

Según comerciantes de Pedro Juan Caballero, las ventas cayeron 50% en los dos últimos meses debido a la cotización alta frente al real, sumado a la crisis económica de la cual el Brasil va saliendo en forma muy lenta.

PEDRO JUAN CABALLERO (Cándido Figueredo Ruiz, corresponsal). Las cámaras de comercio de esta ciudad, de Ciudad del Este y de Salto del Guairá mantuvieron recientemente una reunión con las autoridades del Ministerio de Hacienda, en donde expresaron la preocupación de los comerciantes fronterizos e, incluso, señalaron que la situación podría empeorar aún más teniendo en cuenta la reciente habilitación de los free shops (tiendas libres de impuestos) en Foz de Yguazú y que en corto tiempo estarían funcionando en todas las ciudades brasileñas fronterizas con nuestro país, con incentivos fiscales mucho más atractivos de los que tienen actualmente los comerciantes paraguayos.

Los representantes de los comercios de Ciudad del Este, Salto del Guairá y Pedro Juan Caballero, expusieron al viceministro de Tributación, Fabián Domínguez, la preocupación por la habilitación de los free shops. De acuerdo con las explicaciones, estas tiendas funcionarán con una carga tributaria menor que en el territorio paraguayo. Mencionaron que los brasileños tendrán un impuesto de 6% a los productos importados y apenas 3% en los productos nacionales, cifras que están muy por debajo de los 10% al 35% que los comerciantes paraguayos están actualmente tributando.

Reducción impositiva 

Los gremios de los comerciantes solicitaron al ministerio de Hacienda la eliminación del Impuesto Selectivo al Consumo para aquellos productos que sean vendidos a los extranjeros, así como la eliminación del IVA sobre los artículos vendidos a estos mismos clientes. Asimismo, solicitaron la ampliación del listado de los productos exentos de impuestos dentro del Régimen de Turismo.

Los representantes de los comerciantes de las ciudades fronterizas citadas anteriormente resaltaron, asimismo, que seguirán golpeando las puertas a las autoridades nacionales para que por lo menos se pueda implementar, como primera medida, una ley similar a la que está rigiendo en los free shops en el lado brasileño, de modo a poder competir con ellos.