Varios frentes con diversos actores Dramática y compleja guerra civil en Siria

Naciones Unidas instó ayer a una tregua en Siria para evitar una “masacre”, donde aviones del gobierno asediaban el último enclave rebelde cerca de Damasco, y fuerzas turcas siguen sus ataques en el norte contra posiciones kurdas.

AMÁN (Reuters). Guta Oriental, una zona agrícola densamente poblada de las afueras de Damasco, es la última área importante cerca de la capital que aún está bajo el control de los rebeldes.

El distrito, hogar de 400.000 personas, ha sido asediado por las fuerzas gubernamentales durante años.

Turcos contra kurdos

Mientras, en el norte del país, los kurdos pidieron ayuda al gobierno para repeler el avance turco.

Un comandante de la milicia kurda YPG en Alepo dijo que los combatientes del grupo tuvieron que desplazarse a la región de Afrin, por lo que el Gobierno sirio recuperó el control de ciertas zonas del distrito.

YPG –aliado de Estados Unidos en otras zonas de Siria– ha pedido apoyo en los últimos días del gobierno, apoyado por Rusia, para resistir la ofensiva turca.

La solicitud refleja las inesperadas y cambiantes alianzas que se forman sobre el terreno, durante este amplio conflicto, que ha arrastrado a vecinos y a las potencias mundiales.

Lucha entre sirios

La situación en Guta Oriental, donde fuerzas del gobierno sirio combaten contra rebeldes, fue el eje central de una reunión de urgencia celebrada ayer por el Consejo de Seguridad, en la que los servicios humanitarios de la ONU reiteraron que es necesario detener los combates ante la crítica situación a la que se enfrenta la población civil.

Según Naciones Unidas, durante las últimas 24 horas los bombardeos y el fuego de artillería sobre esta zona a las afueras de Damasco han dejado al menos 50 muertos y 200 heridos.

La agencia oficial siria, por su parte, acusó a la coalición internacional, que apoya los rebeldes, de matar a 12 civiles en un ataque aéreo llevado a cabo antenoche en la ciudad de Hajin, donde el Estado Islámico todavía controla algunos territorios hasta la frontera con Irak.

Mientras, Rusia tachó de noticias falsas mucha de la información que llega de Guta Oriental y acusó a las potencias occidentales de tratar de crear un “escándalo” para aumentar la presión internacionales sobre el Gobierno sirio.

En el Consejo de Seguridad se debate un acuerdo de alto al fuego.

El canciller de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que su país respaldaría la medida si no se aplica a los grupos rebeldes que bombardean Damasco, capital siria.

Contendientes

Gobierno sirio. El actual mandatario sirio, Bachar al Asad, heredó el gobierno de su padre, quien instauró una dictadura laica, asentando su poder en la convivencia de los distintos grupos de la sociedad siria.

En 2011 estalló una revuelta, que fue agravándose hasta convertirse en la guerra civil, con injerencias externas, que dura hasta ahora.

El Hezbolá (grupo paramilitar libanés entrenado por Irán) es una poderosa milicia que entró a territorio sirio a apoyar al gobierno de Asad.

Los kurdos. Cuando los yihadistas ganaron terreno los kurdoslos enfrentaron.

Son apoyados por Estados Unidos, pero atacados por Turquía (aliado de EE.UU. en otros frentes). No pelean contra el Gobierno sirio.

Los rebeldes. Oficiales del Ejército sirio se sumaron a grupos políticos opositores y se enfrentaron al Gobierno. Son apoyados por Occidente y países árabes.

Los yihadistas. El Estado Islámico (EI), Al Qaeda y otros. Pelean contra cualquiera que no obedezca la aplicación radical del islam.

Países en pugna. Rusia e Irán (también chiita) son los principales aliados del gobierno sirio.

Estados Unidos, potencias occidentales y países árabes sunitas apoyan a los rebeldes y kurdos.