Sicarios matan a gomero y hieren a una mujer en Pedro Juan Caballero

Un gomero, que estaba sentado frente a una despensa de Pedro Juan Caballero ingiriendo bebida alcohólica, fue acribillado a tiros. Una mujer también fue herida de refilón, pero se encuentra fuera de peligro. Nada se conoce del motivo de este nuevo atentado ocurrido en esa parte de la región Oriental del país.

PEDRO JUAN CABALLERO (Cándido Figueredo, de nuestra redacción regional). La víctima fue identificada como Juan Alberto Morínigo Ibáñez, paraguayo de 38 años, de profesión gomero, quien residía en el barrio San Antonio de esta ciudad.

Según testigos del hecho, que pidieron el anonimato por miedo a represalias, cuando eran las 00:50 de ayer el ahora fallecido se encontraba sentado en la vereda de una despensa ingiriendo cerveza con otras personas, cuando repentinamente llegaron los sicarios.

Los autores de este nuevo hecho de homicidio estaban a bordo de una camioneta, presumiblemente de la marca Toyota Hilux, color oscuro, cuyos demás datos se desconocen.

El vehículo llegó al lugar, solo un sujeto fue el que descendió y sin mediar palabras abrió fuego contra la víctima, que recibió en total doce balazos de una pistola calibre 9 mm.

Los demás, sorprendidos y asustados, intentaron cubrirse como podían, pero se salvaron porque era evidente que el objetivo era el gomero.

La víctima murió en la silla donde estaba sentada ingiriendo una bebida.

A un costado y en el piso quedó como mudo testigo del atentado la botella de cerveza.

Las balas también alcanzaron a una mujer

Una mujer, identificada como Silveria Ramona Sánchez Romero, también fue herida al recibir de refilón un proyectil en uno de los dedos del pie izquierdo.

La mujer solo se encontraba casualmente en el sitio y recibió las balas de casualidad, de acuerdo a lo que señalaron los investigadores.

Las encargados de las pesquisas indicaron que no se conoce ningún nexo de esta mujer con la víctima fatal.

Mientras tanto, una vez que mató al gomero, el maleante abordó nuevamente la camioneta.

Los sicarios tras confirmar que perpetraron el asesinato huyeron raudamente, con destino desconocido.

Los investigadores no tienen idea del móvil del crimen, admitieron.

Pero recordaron que atentados como este por lo general están relacionados con criminales ligados al mundo del narcotráfico.

Tras las gestiones de rigor de parte del Ministerio Público y el médico forense de turno, fue levantado el cadáver y entregado a sus familiares.

Dificultades para esclarecer

Los casos que ocurren en Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, por lo general encuentran dos dificultades para la investigación: ninguno de los testigos quiere hablar porque están expuestos a la represalia; la otra es que la frontera seca ofrece un abanico de posibilidades de pasar al lado brasileño, a veces hasta en fracciones de segundos.

Pero a esto hay que agregar que hay sectores de la Policía Nacional, que ya sea por venalidad o por temor, permean ante la incursión de la mafia.

En muchos casos, se toman como hechos que solo interesan a los implicados para justificar la falta de resultados ante los numerosos casos que ocurren en las zonas fronterizas del Amambay, así como también en el departamento de Canindeyú.