Avanza plan brasileño

CIUDAD DEL ESTE

Según el jefe de la Casa Civil del Brasil, Eliseu Padilla, cuyas declaraciones fueron recogidas en medios brasileños, ya está lista la Instrucción Normativa de la Receita Federal (RF), referente al funcionamiento de las tiendas francas en ciudades gemelas de frontera del Brasil y que en breve será publicada en el Diario Oficial de la Unión (Doui).

Se trata de un proyecto del que se viene hablando hace bastante tiempo en el Brasil y que busca competir con grandes centros comerciales como los de Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero y Saltos del Guairá.

El sector comercial y empresarial de la capital del Alto Paraná ha expresado su preocupación siguiendo de cerca el desarrollo del proyecto, que beneficia a 32 municipios brasileños, entre ellos a Foz de Yguazú.

“Esto lleva hace años y es el derecho de todo país de buscar las herramientas que considere que le conviene. Vamos a esperar qué es lo que dice la reglamentación. Tenemos la promesa del Gobierno, y confiamos en eso, de que van a sentarse con el sector empresarial y comercial para ver qué es lo que se puede crear para que sigamos siendo competitivos”, refirió Juan Santamaría, presidente de la Fedecámaras de Ciudad del Este.

COMPETENCIA. Comentó que es un proyecto que tiene sus años y que el Gobierno reconoce la necesidad de trabajar por una herramienta que les permita competir, lo cual “es un signo positivo”. De hecho, hace más de 10 años que se creó el Centro Comercial Internacional, como un beneficio que permita a la ciudad mantener sus condiciones para ser competitivos.

“Es la misma propuesta planteada por la Cámara de Comercio de Ciudad del Este. Es decir, tenemos una base para discutir ante la competencia que va a significar tener un duty free en Foz de Yguazú, que es una ciudad de desarrollo turístico que alberga a una de las maravillas naturales del mundo, como lo son las cataratas y una parte de la hidroeléctrica que produce más energía en el mundo. No hay nada que extrañarse que busquen la forma de explotar eso. Si eso va a resultar para el turista que viene de Europa y de los Estados Unidos, eso no sé”, refirió Santamaría.

Dijo que entienden que lo que está haciendo Foz de Yguazú es tratar de tener todas las herramientas posibles para ser más atractivos y tener valores agregados que les permita aumentar la cantidad de turistas que reciben cada año.

REDUCCIÓN. “En cuanto a lo que se dijo sobre que se va a reducir la cota de compras de 300 a 150 a dólares a los brasileños que vienen a comprar a Ciudad del Este, es algo que no debería ocurrir porque el daño que se le puede ocasionar a la estructura comercial del lado paraguayo será muy negativo, porque necesitamos proveer de empleo a la masa joven”, comentó.

Santamaría sostuvo que dañar al comercio de Ciudad del Este y dejar mano de obra desocupada perjudicará a ambos lados. Primero, porque muchos brasileños trabajan en el lado paraguayo y, segundo, podrían terminar formando parte de la logística de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas y “eso no les conviene a ellos ni a nosotros”, agregó.