Tío de líder norcoreano fue comido por canes hambrientos, afirman

HONG KONG. Jang Song-Thaek, tío del líder norcoreano Kim Jong-Un, fue arrojado a una jaula y comido vivo por una jauría de 120 perros hambrientos, en atroz cumplimiento de la sentencia a la pena capital.

Así lo planificaron las autoridades de Corea del Norte, según lo reveló hoy un diario de Hong Kong cercano al Partido Comunista chino.

La noticia también fue reproducida por el diario Daily Mail, que detalló que “el ciudadano Chino Jang Song Thaek fue ejecutado por una jauría de perros hambrientos, que se lo comieron vivo, mientras se encontraba desnudo, encerrado en una jaula”.

Este tipo de ejecuciones son tradicionales en Corea del Norte, indicó el periódico británico.

La atroz ejecución fue presenciada por Kim Jong-Un y otros 300 integrantes de la cúpula del régimen comunista.

En el último informe entregado por Corea del Norte, el tío de Kim Jong Un, fue desleal con el régimen ya que le habría faltado el respeto a la máxima autoridad, hecho que provocó su fatídica sentencia.

Días atrás, Kim justificó la ejecución de su tío y lo calificó de “escoria” durante su discurso de Año Nuevo retransmitido en directo por la televisión pública de Corea del Norte.

“El año pasado se tomó la decidida medida de sacar facciones de escoria del partido, (…) y esta purga antipartido y antirevolucionaria lo ha fortalecido”, aseveró el Kim durante un mensaje de unos 25 minutos.

El sorprendente ajusticiamiento del que fuera considerado el “número dos” del régimen supone el mayor cambio político en Corea del Norte desde la muerte del dictador Kim Jong-il en diciembre de 201C