Sintierra herido se niega a ir a hospital

El miércoles pasado, los campesinos que ocupan unas 2.000 hectáreas en la colonia Naranjito, distrito de Ybyrarobana, Canindeyú, se encontraron con los guardias de la estancia Pindó.

Los custodios realizaron disparos que hirieron gravemente a Severino Ruiz Díaz (32), quien recibió un impacto de bala en el muslo izquierdo, y a otros, pero de menor gravedad.

Ruiz Díaz permanece en el monte y se resiste a ser atendido en un centro asistencial público aun cuando su cuadro presenta fiebre alta.

También resultaron heridos Ceferino Ramos (22), quien se desempeña como guardia de seguridad de la estancia Pindó, y Diego Franco (47), tractorista del mismo establecimiento, a pesar de que los campesinos dicen no portar armas. Ambos fueron trasladados al hospital regional de Curuguaty, donde reportaron que las heridas no son graves. fuente UH