Presidencia polémica o presidente polémico

El autor José Carlos Rodríguez, en su artículo Presidente polémico o presidencia polémica dice que “la falta de mayoría para el juicio político de los ministros de la Corte Suprema de Justicia constituye un punto de inflexión en el mandato presidencial.” Porque “Horacio Cartes pierde el liderazgo consensual que pretendía y detentaba en alianza con el líder liberal Blas Llano.”

En este contexto el analista agrega que la “administración de la justica funciona mal.” y destaca que esta magistratura “no respetó la Constitución al autoproclamarse inamovible; omitió garantizar el debido proceso en el juicio de Lugo”. Pero el experto sostiene que “las mismas acusaciones que se hicieron a los imputados pueden ser atribuidas a muchos otros magistrados que no están cuestionados.” Por lo tanto esta “reforma judicial así es sospechosa de ser la zaga de la vieja costumbre político-partidaria de crear un poder judicial adepto al poder administrador. “

Sobre el Nuevo Rumbo del actual gobierno, José Carlos Rodríguez dice que “tiene la pretensión de ser desarrollista y empresarial en un esquema donde los empresarios son protagonistas, considerados líderes de las empresas y de la sociedad, debiendo serlo el Estado. Se asume que el desarrollo de la empresa, el lucro privado, se alinea con el bienestar general. “

El autor destaca que la Asociación Público-Privada “ha dado buenos resultados para hacer cosas más allá de lo disponible por el presupuesto estatal” y que es una oportunidad que tienen los empresarios “para que se posicionen del lado de la gestión política y no solo en el lugar del reclamo y de lobistas” pero “se sabe que el empresariado paraguayo, sobre todo el rural, elude más que cumplir sus contribuciones tributarias”

El experto agrega que la ilusión de Horacio Cartes de ser un presidente conciliador “se desvanece en los hechos en contra de sus propuestas. La función polémica no parece una opción sino, más bien, un resultado. “

En este sentido concluye que “ser presidente sin suscitar una inmensa adversidad parece un perfil de cargo imposible en el Paraguay, como lo es en muchos otros países. La siguiente lidia que puede alejar al presidente Cartes del consenso podría ser la propuesta de cambio constitucional para que se incluya la reelección. Pero eso todavía no tuvo lugar. “

Este artículo forma parte de la edición N° 27 de Economía y Sociedad, publicación perteneciente al Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP).

Fuente cadep