Por segunda vez en Salto del Guairá roban cocaína que era evidencia

Por segunda vez en el año salta a la luz pública un caso de robo de evidencias que salpica a la sede del Ministerio Público de la ciudad de Salto del Guairá. La semana pasada se detectó la desaparición de 5,440 kilos de cocaína de la Fiscalía, que estaba como evidencia de un procedimiento que realizó la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

El primer caso se dio el 24 de marzo pasado, cuando el juez Alberto Villagra ordenó la incineración de la evidencia, y al realizar el control se detectó que no se trataba de lo incautado, que fue 6,425 kilos de cocaína.

El hecho saltó en el momento de la verificación por parte del Poder Judicial de la evidencia. En el momento de realizar el primer análisis del narcotest, dio negativo.

Luego, a diferencia del acta de incautación, que mencionaba expresamente que se habían incautado 5 kilos 440 gramos de la droga, ahora la evidencia pesó 6 kilos 183 gramos.

Pero faltaba aún más. Ante esta situación, las autoridades que estaban a cargo de la quema de la evidencia solicitan la carpeta fiscal para la comparación fotográfica, y se observa que incluso el envoltorio no era el mismo.

Al constatarse de nuevo que nada coincidía con lo inicialmente incautado, según acta fiscal, el magistrado de Salto del Guairá, doctor Samuel Silvero, ordena un nuevo lacrado y realiza un acta donde constaba lo ocurrido y el fiscal Lorenzo Lezcano solicita a la Senad la inspección de la evidencia, que ya no es cocaína, a fin de determinar de qué se trata.

Cronología. El 19 de junio de 2013 los agentes especiales de la Senad de Canindeyú realizaron un procedimiento en la zona de Puente Kyha, Departamento de Canindeyú, donde detuvieron a César Martínez y Arceu Escobar con 5,440 kilos de cocaína. De dicho procedimiento participó, según informe de Senad, el fiscal Lorenzo Lezcano.

Finalmente, el caso pasó al fiscal Erico Ávalos, quien al solicitar el narcotest, los cinco paquetes dieron positivo, según fuentes judiciales.

Ya el 29 de octubre del 2013, de nuevo realizan un pesaje de la evidencia y salta la primera diferencia, solo pesa 5,055 kilos. El 17 de diciembre del 2013 la Fiscalía presenta acusación en contra de los dos detenidos y envía toda la evidencia al juzgado.

Fuentes judiciales indicaron que se cotejaron fotos del día del procedimiento y las evidencias remitidas al juzgado, y todos fueron cambiados.

Ahora se abrió una investigación interna en la Fiscalía para determinar que pasó. FUENTE UH