Nuevo virus: lo que debe saber

La principal diferencia entre la enfermedad producida por el virus chikungunya y el dengue es que la primera causa dolores más intensos. Ayer se detectó el primer caso en Paraguay, por lo que el Ministerio de Salud pide a la ciudadanía estar en alerta.

La fiebre chikungunya es una enfermedad vírica transmitida al ser humano por mosquitos. Se describió por primera vez durante un brote ocurrido en el sur de Tanzania en 1952.

A continuación, enumeramos todos los aspectos que tienen que ver con la enfermedad, como los síntomas, la prevención y otros datos, que usted debe conocer. Tanto los síntomas como la transmisión y la prevención son muy parecidos a los del dengue.

SÍNTOMAS

– Dolor de cabeza

– Inicio súbito de fiebre, superior a 39ºC.

– Conjuntivitis.

– Alteración de la piel (rash).

– Vómito.

– Náuseas.

– Dolor articular severo.

– Dolor difuso de espalda.

– Dolores musculares.

– Dolor articular severo.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la enfermedad es transmitida por el mosquito Aedes Aegypti -que también transmite el dengue- y también por el Aedes Alboictus (tigre asiático).

Ambos mosquitos circulan en Paraguay, según confirma un informe de la Dirección de Vigilancia de la Salud.

COMPLICACIONES

La mayoría de los pacientes se recuperan completamente, pero en algunos casos los dolores articulares pueden durar varios meses, o incluso años.

Se han descrito casos ocasionales con complicaciones oculares, neurológicas y cardíacas, así como con molestias gastrointestinales.

Las complicaciones graves no son frecuentes, pero en personas mayores la enfermedad puede contribuir a la muerte.

A menudo los pacientes solo tienen síntomas leves y la infección puede pasar inadvertida o diagnosticarse erróneamente como dengue en zonas donde este es frecuente.

¿CÓMO LLEGÓ A PARAGUAY?

El Ministerio de Salud confirmó ayer un caso de enfermedad por virus Chikungunya que afecta a un compatriota que la adquirió en República Dominicana.

Esta persona presentó el cuadro típico de fiebre y dolores en las articulaciones, retornando al Paraguay al sexto día de haberse iniciado los síntomas.

La persona fue evaluada clínicamente, no presenta riesgos para complicación y no requiere hospitalización. La confirmación de la enfermedad se realizó en el Laboratorio Central de Salud Pública.

¿EN QUÉ PAÍSES CIRCULA?

Esta enfermedad afecta a islas del Caribe Latino y no Latino, República Dominicana, Haití, El Salvador, Guyana y Puerto Rico, reportándose además casos importados en países como Estados Unidos, México, Panamá, Venezuela, Surinam, Perú, Chile y Brasil.

Unos 40 países de todo el mundo reportan la enfermedad, de Asia, África, Europa y América.

CÓMO PREVENIR

Al tratarse de una enfermedad transmitida por mosquitos, la principal forma de prevención es la eliminación de los criaderos, que son todos aquellos recipientes que puedan mantener el agua estancada.

Además, se insta al uso de repelentes y mosquiteros. Es fundamental mantener la limpieza y realizar fumigaciones periódicas.

Como protección durante los brotes se recomiendan llevar ropa que reduzca al mínimo la exposición de la piel a los vectores.

TRATAMIENTO

No existe ningún antivírico específico para tratar la fiebre chikungunya, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El tratamiento consiste principalmente en aliviar los síntomas, entre ellos el dolor articular, con antipiréticos, analgésicos óptimos y líquidos. No hay comercializada ninguna vacuna contra el virus chikungunya.

CIFRAS

El 4% de los enfermos generalmente fallecen, es decir, no es una enfermedad con tasa de mortalidad muy alta.

El periodo de incubación del virus tras la picadura de mosquito es de tres a siete días. Luego, la enfermedad en su fase aguda dura de entre tres a diez días.

Del 3 al 28% de las personas en el mundo cuenta con anticuerpos para el virus con infecciones asintomáticas, es decir, albergan el virus sin manifestar los síntomas.

Sin embargo, es necesario entender que, por ser un virus nuevo, la mayoría de la población de nuestro país es susceptible a contraerla porque todavía no se tienen defensas contra el virus.

Luego de dos o cinco días después de la fiebre, aparecen las alteraciones en la piel en casi la mitad de los pacientes.

En total, se han presentado unos 790 casos aproximadamente en islas de las Antillas Menores. fuente abc