Lo importante era ganar

Ganó y nada más. Con un nivel futbolístico muy pobre, la selección paraguaya Sub 20 cumplió en su segunda presentación en el Preolímpico Sudamericano al imponerse por 1-0 a Argentina y con ello consiguió una clasificación virtual al hexagonal final.

Aferrándose a la famosa frase de “lo importante es ganar” y a la vieja táctica del cabezazo, Paraguay se impuso a una confusa selección albiceleste, que a pesar de ser dominadora absoluta del juego, tuvo enormes dificultades para generar jugadas claras y quebrar la doble línea defensiva que planteó la “Albirrojita”.

En comparación al juego anterior, la selección nacional propuso esta vez una línea de tres que en casi todo el partido se convirtió en una férrea línea de cinco zagueros, pues tanto Juan Escobar como José Sanabria, los dos carrileros no abandonaron prácticamente la última línea.

Paraguay tuvo la gran virtud de aprovechar una de las pocas ocasiones que generó y golpear de entrada, un momento clave para hacer redoblar el esfuerzo de un rival, que venía agrandado luego de golear en su debut a Ecuador, mientras la Albirroja había dejado ciertas dudas a pesar de triunfar ante Bolivia.

Argentina comenzó siendo dominadora del trámite, desbordando permanente por los costados y asfixiando a Paraguay, que aprovechó su especialidad, el juego aéreo, para ponerse en ventaja y a partir de ahí trabajar psicológicamente al rival.

A los 6 minutos, Juan Escobar aprovechó un tiro libre de Roque Guachiré, metió la pelota al área, donde encontró un cabezazo de uno de los albirrojos “europeos”, Iván Cañete, quien incrustó el balón pegado al palo izquierdo del arco argentino. Lo de Paraguay fue prácticamente eso y nada más en cuanto a jugadas ofensivas; dejó muy solo a “Tony” Sanabria en ataque y todos los mediocampistas se dedicaron exclusivamente a defender, casi no se arriesgaron para acompañar en ofensiva.

La Albiceleste casi empató en el minuto 20, cuando Tomás Martínez probó de media distancia y el balón pasó a centímetros del travesaño de Tomás Echague, quien de a poco fue convirtiéndose en el hombre más destacado de nuestra selección.

La última parte del primer tiempo y todo la segunda etapa fue de puro dominio albiceleste, que se arriesgó, metió más hombres en ofensiva, pero su principal déficit fue la falta de serenidad para filtras pelotas entre los zagueros guaraníes que se cansaron de sacar tanto por arriba y por abajo.

Sobre el final, Argentina jugó a las desesperadas y quebrantó mucho con remates desde cercanías del área, que siempre fueron bien contenidos o desviados por el portero Tomás Echague, la gran figura de Paraguay, que salvó el triunfo sobre el final, al detener un zurdazo de “Gio” Simeone dentro del área.

La selección dirigida por Víctor Genes consigue su segundo triunfo y virtualemente está clasificada al hexagonal final, pero nuevamente deja dudas en el rendimiento, pues la victoria de hoy fue gracias a una pelota parada y un planteamiento extremadamente defensivo, que opacó a la gran figura de esta selección, Antonio Sanabria, huérfano de acompañamiento y asistencias.

Paraguay, que suma seis puntos y es el líder solitario del Grupo A, quedará libre en la tercera fecha y volverá a jugar el próximo martes 20 a las 19:00 ante Ecuador.

FUENTE:abc