Atlético-MG precisa de virada que aconteceu só uma vez na história da Libertadores

Depois da derrota por 2 a 0 para o Olimpia em Assunção, no Paraguai, na noite de quarta-feira, o Atlético-MG precisará de uma reviravolta que só aconteceu uma vez em 53 anos de Libertadores para ser campeão.

Em nove decisões com o sistema de ida e volta em que um time saiu vitorioso da primeira partida por dois gols de diferença, apenas um conseguiu reverter a situação e ser campeão.

Isso aconteceu em 1989, quando o Atlético Nacional, da Colômbia, perdeu o primeiro duelo da final da competição daquele ano justamente para o Olimpia, por 2 a 0, mas conseguiu dar o troco em sua casa e foi campeão nos pênaltis.

O Atlético-MG precisará vencer o jogo da volta, na próxima quarta-feira, no Mineirão, por três gols de diferença para levar a taça ou dois para ir para a prorrogação.

Em 1987, o Peñarol, do Uruguai, também reverteu uma situação em que perdeu a primeira partida por 2 a 0, mas, nesse ano, o regulamento previa três jogos na final. O Peñarol ganhou o segundo confronto por 2 a 1 e o terceiro por 1 a 0, na prorrogação.

El técnico del Atlético Mineiro aseguró que el partido de revancha en el estadio Mineirâo tiene que ser de Ronaldinho, quien no apareció en su máximo fulgor en el Defensores. Cuca, entrenador del Mineiro lo cambió en el juego de ida, lo que generó diversas reacciones.

Lo dijo Cuca. Él se encargó de explicar que el cambio se debió a que el marcador Eduardo Aranda lo bloqueó bastante bien en la mediacancha.

«Ronaldo es un jugador fantástico, dos veces el mejor del mundo, nuestra referencia. Yo no sé si él fue más importante para el Atlético o el Atlético para él pero desde que llegó las cosas fueron maravillosas», aseguró el técnico.

Añadió que en la revancha el partido tiene que ser de él, pues es el eje sobre el cual se mueve el equipo.

«Es el jugador más técnico que ya dirigí, el jugador en el que más confío, el miércoles el partido debe ser de él», reafirmó Cuca.

«El salió de la cancha y fue a sentarse al banco de suplentes mientras que otros jugadores que no ganaron nada se enojan y se van directamente al vestuario. Dijeron que él salió enojado pero si sale riéndose también lo van a criticar», dijo al final.