La punta del torneo es de Cerro y nadie más

A Cerro le cuesta mantener el liderato de la clasificación del Clausura. Pero a base de fuerza logra los resultados y confirma el buen momento por el que atraviesa. Esta vez, tras mucho batallar logró vencer a un enredado Nacional, que soportó todo gracias a la excelente gestión de Ignacio Don, la figura de la cancha.

?Si no fuera por el arquero Ignacio Don, Nacional hubiera caído por un margen muy superior. Es que Cerro tuvo mucha fuerza en el ataque y tuvo facilidad de acceso a la última zona merced a la flojera defensiva tricolor.

Nacional careció de solidez en la cobertura, y padeció constantemente de la velocidad de José Ortigoza y las zancadas de Ángel Romero, por lo que rápidamente, Antonio Arias llenó de amonestación a los zagueros académicos.

En respuesta a la propuesta de juego del equipo de Arce, Nacional apostó a los contragolpes, ya que no podía salir a jugarlo de igual a igual, notándose la clara superioridad azulgrana que, empero, no se pudo pronto trasuntar en el tablero.

Tuvo que llegar la segunda etapa para que se encuentre la conquista. Fue mediante una guapeada de Ángel Romero, quien dejó en el camino a varios marcadores para ceder al uruguayo.

Este, sobre la marcha recepciona la pelota y saca un disparo no muy potente, pero que va al arco con efecto gracias a que va picando a ras del empastado, y eso engañó a Don, quien hizo la estirada pero se vio vencido.

Nacional demostró otra actitud en el complemento, pero no fue muy efectiva su propuesta, a pesar de que generó un par de situaciones peligrosas, como un cabezazo de Silvio Torales que se estrella en el palo, cuando Junior Fernández estaba ya superado.

Otra vez, tras la conquista del Chiche, Don se erigió como la figura de gran jerarquía del encuentro, al tapar un par de pelotas que le sobrevinieron, entre ellas una de Güiza, quien a quemarropas patea fuerte, pero encontrando al argentino bien ubicado.

A pesar de no resolver bien las varias situaciones de gol que creó el Ciclón, la punta le sigue correspondiendo con derecho y autoridad, mientras que Nacional va quedando postergado y ya con muy pocas chances de pelear por llegar a la zona quemante de la tabla.