“La droga cayó porque concejales no llevaron dinero a los policías”

El presidente de la Comisión Antidrogas del Senado dice que el escándalo de los 252 kilos de cocaína ocurrió porque los concejales no tuvieron tiempo de llevar la plata que solicitaron los agentes. Pide investigar el sitio donde bajó el avión.

Ex gobernador de Amambay, actual senador y presidente de la Comisión Antidrogas de la Cámara, Robert Acevedo es uno de los políticos más influyentes en la frontera noreste con Brasil. Desde su emisora Amambay AM dirige una suerte de cruzada diaria contra grupos mafiosos y también contra su principal adversario político, el actual gobernador Pedro González. Sobrevivió a un atentado a balazos y se mueve con permanente custodia. No descarta su próxima candidatura a intendente municipal de Pedro Juan Caballero, cargo que hoy ocupa su hermano, José Carlos Acevedo.

–¿Cuál es su evaluación del robo de 252 kilos de cocaína de la Jefatura de Policía del Amambay?

–Es la expresión máxima del poder que tienen los narcotraficantes en la frontera. Es un poder que hemos visto crecer en las últimas décadas, que hoy está muy fuerte. Va a ser muy difícil revertir esta situación. Hay gente que comanda el crimen organizado, cuyos nombres ni siquiera salieron aún al tapete. Ya no es solo Amambay. Concepción, que era una ciudad conocida por su paz y tranquilidad, hoy está dominada por el narcotráfico, incluso con diputados que son sospechados de estar envueltos en el caso.

–¿Qué sabe acerca de cómo se incautó la droga?

–Tengo información de que ese día (10 de enero) bajaron dos aviones en Fortuna Guazú. También de que el operativo no fue como está en el acta. De que los policías de Antinarcóticos agarraron a los dos concejales departamentales (el colorado José Bogado y el liberal César Quevedo) prácticamente en la pista donde descendió la avioneta, y que luego no se entendieron en la «negociación».

–¿Hubo una negociación entre la policía y los políticos que no salió bien?

–Dicen que les liberaron a los concejales para que vengan a llevar la plata, pero ya no les dio tiempo de ir, y en eso ya llegaron los policías de apoyo. Entonces se frustró eso, pero sí hicieron desaparecer otros 200 kilos. Son cosas que nos han comentado gente de la propia policía, pero no es la versión oficial. Entonces, lo que resta es que la Fiscalía haga su trabajo. Nadie aún ha ido a la zona a ver y recabar más datos. Hay mucho por investigar en este caso, no solamente la desaparición de la droga de la jefatura, sino dónde descendió el avión, qué hubo allí. Hay muchas cosas que no cierran.

–¿No es creíble la investigación fiscal o la actuación judicial?

–Hasta la semana pasada, luego de la desaparición de la carga en la jefatura, no se había hecho nada. Ojalá que ahora, que hay nuevos fiscales a cargo, puedan hacerlo. Tienen todas las condiciones, el apoyo de la ciudadanía y de la prensa, para llevar adelante la investigación.

–La gente en la calle dice que todos sabían de los narcoaviones en esa zona, pero ahora que sale a luz genera escándalo político. ¿Ayuda a cambiar algunas cosas?

–El escándalo político no conviene. Muchas veces a mí me hacen aparecer como un archirrival del gobernador (Pedro González), pero no es esa la cuestión. Lo político para mí es secundario, acá tenemos que ver intereses mayores, de la ciudadanía. Yo insisto en el combate al narcotráfico, en la investigación. El gobernador no tiene que enojarse cuando se dice que ese cargamento de droga pasó por la Gobernación. Es más, a él le tiene que preocupar eso y apoyar al fiscal para que descubra, en lugar de decir «no pasó por mi patio», o que los concejales son inocentes. En estos momentos no podemos confiar en nadie. Aquí estamos en una narcosociedad, a punto de llegar a lo que es México, regiones como Sinaloa, Juárez, Tijuana. Es momento de reaccionar y un gobernador debe ser el primer interesado. Con eso va a demostrar que no tiene nada que ver.

–Esto ocurre en vísperas de elecciones, en que varios grupos disputarán la intendencia, entre ellos el suyo. ¿Se utilizará este caso de la cocaína en la campaña?

–No, no, por favor. No queremos hacerlo, pero la gente quitará sus conclusiones. Nosotros ya veníamos denunciando esto desde hace años. No se nos hizo caso, o se llevó al lado político. No queremos alabarnos, pero no tenemos rivales ni competencia para estas elecciones, por el buen trabajo que hizo mi hermano en la intendencia.

–¿Quién será candidato? ¿Usted o su hermano?

–Lo que no queremos es que Pedro Juan caiga en manos de los narcotraficantes. Si es necesario sacrificar mi senaduría, yo estoy dispuesto. Pero también surge la posibilidad de que José Carlos vuelva a ser reelecto con una nueva ley, que estamos viendo su alcance. Lo que no queremos es entregar la intendencia a un grupo criminal.

(Vea el video completo de la entrevista en fuente: ULTIMAHORA.COM).