Hermanados con Cruzeiro

El plantel de Olimpia llegó a las 20.00 a Belo Horizonte, donde mañana enfrentará a Atlético Mineiro, desde las 20.50, por el partido de vuelta, correspondiente a la final de la Copa Libertadores.
El viaje sufrió un retraso de más de dos horas aproximadamente con relación a la hora establecida en principio (14.00).
El Decano está a noventa minutos de conquistar su cuarto trofeo en este tipo de competencia; se trasladó al estadio de Minas Gerais en vuelo chárter, compartiendo viaje con alrededor de 60 hinchas, quienes apenas desembarcaron entonaron cánticos alusivos a su club y jugadores, dejando a relucir la confianza que existe en lo que pueda hacer este sorprendente plantel.
Custodiados. Una vez en pista, el plantel de jugadores abordó el bus que los trasladó directo al Hotel Caesar Business, con fuerte custodia. Los franjeados fueron escoltados por efectivos de la Policía Militar, la Federal.
Según las declaraciones de Eduardo Maluf, gerente deportivo de Atlético Mineiro, la delegación de Olimpia no será perturbada en su estadía en Belo Horizonte, especialmente en el hotel, durante los horarios nocturnos. “Fuimos bien atendidos en Asunción y vamos a retribuir las atenciones. Tenemos previsto una fuerte custodia en las adyacensias del hotel y no vamos a permitir que la final sea manchada”, afirmó el directivo galo a los medios locales de comunicación.
Pero la amenaza está latente de parte de los hinchas del Galo, que a la hora de la llegada estaban en un número importante frente al hotel Caesar Business. Según las informaciones que pudimos obtener de los propios aficionados, la hora pactada para explosionar los petardos era después de la medianoche.

fuente:Ultima Hora