Fondos de Pensiones, Desarrollo del Mercado de Valores y Financiamiento de Largo Plazo‏

El autor Diego Duarte Schussmuller en su artículo Fondos de Pensiones, Desarrollo del Mercado de Valores y Financiamiento de Largo Plazo dice que si un sistema de pensiones “no cumple con las mínimas reglas que rigen la materia, podría ocasionar importantes problemas económicos y sociales, sobre todo en situaciones de marcado envejecimiento poblacional, cuando los recursos financieros que ingresan al sistema sean menores a los que egresan en concepto de pagos a jubilados.” Considerando también algunas “erróneas políticas de inversión de los excedentes temporales de ahorros de los fondos de pensiones”. Duarte Schussmuller agrega que “el agravamiento de déficits financieros de los fondos obligaría al Estado a destinar mayores recursos de los contribuyentes para cubrirlos, socavando la salud financiera del propio Estado y limitando los recursos para otras áreas.”

El experto añade que “el sistema de pensiones del Paraguay muestra actualmente preocupantes características del problema descrito”. Por lo tanto “debe esperarse que las reformas que impulsa el actual Gobierno puedan subsanarlas mediante la constitución de un órgano regulador que tenga por objetivo ordenar el sistema de pensiones, mitigar la riesgosa situación del sector, asegurar su sostenibilidad financiera, mejorar el gobierno corporativo, incluir a un número mayor de trabajadores y blindar los fondos de pensiones públicos de influencias políticas y presiones de grupos de jubilados.”

Duarte Schussmuller agrega que un sistema de pensiones fortalecido puede traer beneficios adicionales al país como:

a) Financiamiento de largo plazo para el desarrollo. El autor dice que “al contar con pasivos de largo plazo (pensiones a honrar), los fondos de pensiones pueden calzar estas obligaciones con activos de largo plazo consistentes, por ejemplo, en inversiones en títulos de deuda (bonos) emitidos por el sector público o empresas corporativas, que reúnan ciertos requisitos de seguridad y transparencia (balances auditados, doble calificación de riesgos, etc.).” Esto “podría ampliar las opciones de fondeo para proyectos de infraestructura, vivienda y otros que requieren financiamiento de largo plazo”.

b) Profundización del mercado de valores. El especialista sostiene que “la participación de grandes inversores institucionales (los fondos de pensiones) en el mercado de valores aumentaría su dinamismo y liquidez e, inclusive, podría generar menores costos de financiamiento para las entidades emisoras al existir alta demanda de títulos por tales inversores.”

c) Avances en gobiernos corporativos. Duarte Schussmuller agrega que “el fortalecimiento de la regulación generaría oportunidades de mejoras en la aplicación de buenas prácticas de gobierno corporativo de los fondos de pensiones. A su vez, la transparencia y el control de sus actuaciones ayudará a proteger los intereses de los aportantes y jubilados, y a mantener la confianza en el sistema. “

El autor concluye que “el 2015 debería ser un año clave para avanzar en las reformas del sistema de pensiones en el Paraguay, para lo cual será fundamental que las autoridades públicas y privadas, la opinión pública en general y los medios de prensa entiendan la magnitud del proyecto y acompañen la iniciativa de contar con una sólida regulación que siente las bases para el desarrollo de los fondos y acreciente su impacto en la economía nacional.”

Este artículo forma parte de la edición N° 27 de Economía y Sociedad, publicación perteneciente al Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP).

Fuente cadep