Exchofer reafirma que Neneco ordenó la muerte

Arnaldo Cabrera, exchofer de Vilmar Neneco Acosta, declaró esta mañana ante el fiscal Néstor Cañete, en el marco de la investigación del caso del exintendente de Ypejhú Julián Núñez, asesinado también por el clan Acosta.

“La primera persona eliminada por orden de Vilmar Acosta fue el intendente de Ypejhú Julián Núñez”, había dicho hace poco más de un mes Arnaldo Cabrera y añadió que el hecho fue realizado por Wilson Acosta y su hijo Gustavo Gadea (alias Chiqui). Fue en el relato ante los fiscales Sandra Quiñónez, Cristian Roig y Lorenzo Lezcano, luego de ser detenido el 8 de diciembre pasado.

Esta declaración debía ingresar a la carpeta que investiga el asesinato de Julián Nuñez, ocurrido el 1 de agosto del 2014, en la vía pública del barrio Virgen de Fátima de la ciudad de Ypejhú. Por ello, Cabrera declaró esta mañana ante el fiscal Néstor Cañete, que investiga dicho homicidio.

Bajo fuerte custodia policial, el hombre llegó a la Fiscalía antisecuestro, donde prestó declaración testifical, confirmando una vez más lo que había relatado al ser detenido. Según Cabrera, Vilmar había mencionado en varias ocasiones que terminaría con sus rivales políticos, por ello preparó un grupo de sicarios comandado por su hermano Wilson.

Según los relatos, para el atentado la noche del 1 de agosto se utilizaron dos motocicletas; en la primera iban Wilson Acosta (hermano del intendente) y Cristino Velázquez (pariente político de Acosta), mientras que en la segunda, Vidal Junior Acosta (hermano del intendente) y Gustavo Acosta Gadea (acompañante y sobrino del exintendente).

Más datos sobre la muerte del exintendente Julián Núñez empezaron a saltar a la luz luego del atentado contra el periodista Pablo Medina, asesinado junto a su acompañante Antonia Almada el pasado 16 de octubre de 2014.

Tras la muerte del corresponsal de ABC Color, ordenada por Vilmar Neneco Acosta, se descubrieron otros homicidios encargados por el político colorado y de esta manera se develó su principal actividad tras sus funciones como intendente de Ypejhú: el tráfico de marihuana en el departamento de Canindeyú.

Por el asesinato de Pablo Medina y Antonia Almada igualmente están imputados por homicidio doloso Vilmar Acosta Marques, Wilson Acosta Marques y Gustavo Acosta Gadea.

FUENTE:abc