Ente agrario inicia un plan de austeridad

Por resolución de la Presidencia del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), se puso en marcha ayer un plan de austeridad en el ente agrario, con una serie de medidas administrativas tendientes a racionalizar los recursos de la institución.

Para dar un ejemplo de lo que pretende encarar en su administración, el propio presidente del Indert, Justo Cárdenas, renunció al cobro de sus viáticos por viajes al interior del país, así como el establecimiento de un estricto control a través de una reglamentación para el uso de los vehículos de la institución.

También se dejó sin efecto un llamado a prestación de servicios de comunicación con telefonía móvil corporativa para funcionarios.

Dar ejemplo

El presidente del Indert, Justo Cárdenas, dijo que “a lo largo de lo que queda del año he renunciado a todo tipo de viáticos, dando un ejemplo de lo que debería ser el espíritu dentro de este ambiente que necesita de actitudes nuevas”.

Señaló que espera que el funcionariado entienda que en este nuevo periodo se pretende cambiar con hechos y que sea, además, una señal clara que controlarán cada centavo que salga de la institución”.

Grosera corrupción

Por otro lado, Cárdenas, denunció que la institución a su cargo está sumergida en una “grosera corrupción”, comprobada por la misma Contraloría que emitió un informe en el que señala varias irregularidades.

Comentó que la corrupción es tal que se han encontrado casos en los cuales una misma persona firmó contratos con una ONG como gerente, luego como tesorero y proveedor.

En una entrevista a una radio local señaló que el caso de la organización Comunidad de Mbaracayú, que habría provocado un perjuicio de más de G. 85 millones al Indert, a través del Fondo de Inversiones para el Desarrollo Sostenible (Fides).

“Queremos terminar con el Fides y cumplir con otra función, no solamente la transferencia alegre y discrecional de los fondos, con la única intención de ganarse plata de forma ilícita”, declaró Cárdenas.

Recordó que solo este año se han entregado más de G. 15.000 millones a las ONG y durante todo el año pasado, un total de G. 25.000 millones, a más de 20 organizaciones, beneficiadas durante el gobierno de Federico Franco.