Dura crítica de Unicef en presentación de plan contra muerte materno-infantil

El Gobierno presentó ayer la campaña contra la muerte materno-infantil. Rosa Elcarte, de Unicef, criticó duramente los registros oficiales con relación al tema. Agradeció al Poder Ejecutivo por tomar la decisión de apoyar un plan después de veinte años de reclamos y denuncias.

En la explanada del Palacio de Gobierno, el Ministerio de Salud, con apoyo de Unicef presentó ayer la campaña “Movilización nacional para la reducción de la mortalidad materna y del recién nacido”. El objetivo es reducir al mínimo la muerte infantil. En una primera etapa la campaña se centrará en los departamentos de Caaguazú, Alto Paraná, Guairá, Concepción y Canindeyú, donde los índices de muerte infantil son los más altos del país.

El acto contó con la presencia del Presidente y del Vicepresidente de la República, ministros, legisladores y el representante de la OPS, Carlos Castillo.

En la presentación del plan, Rosa Elcarte, representante residente de Unicef en Paraguay, agradeció al Gobierno su apoyo. “Estoy feliz, este Ministerio, este Gobierno y este país se comprometen por fin después de 20 años a que esas cifras bajen; a que realmente no nos acostumbremos a que, murió”, señaló para después lanzar una durísima crítica a los registros oficiales relacionados al tema y que sostienen que cada tres días se reporta una muerte materna. “Le digo esto también, cuando iniciemos la campaña no nos preocupemos si sube la cifra porque tienen que subir para tener las cifras reales, Presidente. Son cifras dramáticas”, indicó.

La funcionaria trató de sacar tensión a sus palabras y señaló que no siempre las muertes se registran. Dijo: “Las cifras son más altas, Presidente, porque no todas las mujeres han dado a luz en un hospital, y en otros casos nace un niño (muerto) y directamente se entierra”.

Destacó también el compromiso político del Ejecutivo. “El Presidente se comprometió en lanzar personalmente esta campaña, se comprometió en reunirse cada tres meses con los gobernadores y en preguntarles cuántas mujeres y niños han muerto en su departamento, por qué se han muerto y qué han hecho para que no vuelva a pasar. Ese es el mayor apoyo político, esto realmente va a ser una revolución en Paraguay”, aseguro”.

El ministro de Salud, Antonio Barrios, después de su discurso tomó de nuevo el micrófono para disculparse con Itaipú por no mencionar que donó 1.700.000 dólares para la campaña. fuente abc