Cartes se escuda así de los reclamos ciudadanos

Los guardias presidenciales impidieron que pacientes del Hospital Regional de Luque se acerquen al presidente Cartes para hablarle de sus reclamos. Hubo empujones y griterío, pero según el ministro de Salud no eran pacientes, sino “enviados”.

Las quejas comenzaron porque varios pacientes se quedaron sin número para la atención médica por consultorio. Según manifestaron, usualmente los números se reparten desde las 6:00, pero este jueves se distribuyeron desde las 05:30, en vista de que el Presidente estaría en el lugar. Otro reclamo fue la falta de medicamentos: una embarazada trató de acercarse a Cartes para comentarle que en el lugar le ofrecen solamente los básicos, mientras que los de alto costo debe comprarlos ella, informó la periodista de ABC Color Antonella Brignardello.

Ante el reclamo generalizado en medio del cual algunas personas trataban de acercarse al Presidente, que estaba acompañado del ministro de Salud, Antonio Barrios, los guardias presidenciales se opusieron, detuvieron a la mujer embarazada y formaron una “barrera” para que el mandatario pudiera alejarse. No es la primera vez que los guardias presidenciales protagonizan este tipo de escenas; casi siempre tratan de impedir el acercamiento al primero del Ejecutivo en los actos públicos a los que concurre.

La gente se sintió más que molesta y algunos manifestaron que si el Presidente no quiere que la gente se le acerque, no debería acudir a ese tipo de lugares, donde suele haber numerosos reclamos. Sin embargo, el ministro Barrios aseguró que no eran los “pacientes” los que estaban reclamando, sino “enviados”, aunque no pudo precisar por parte de quién. Finalmente, el mandatario se retiró, los pacientes -enviados o no- quedaron en el lugar, como siempre, esperando un turno y medicamentos.

Fuente: ABC